Los sindicatos denuncian el «colapso» de las urgencias y Salud activa un plan especial

Los sindicatos denuncian el «colapso» de las urgencias y Salud activa un plan especial

El SAS está realizando incorporaciones para paliar la falta de personal, pero las obras de 'Trauma' están 'concentrando' a los pacientes en el resto de hospitales de la capital

Antonio Sánchez
ANTONIO SÁNCHEZGRANADA

El proceso de 'desfusión' hospitalaria está atascando las Urgencias de los centros médicos de la capital. Varios sindicatos con representación en las juntas de personal confirmaron ayer a IDEAL unas quejas ciudadanas que argumentaban que las Urgencias de los hospitales Campus, General y Materno-Infantil están «colapsadas y desbordadas».

Los representantes de los trabajadores coinciden al señalar dos elementos como los causantes de este atasco de los centros sanitarios: la ausencia de personal y la 'desfusión'. El primer motivo viene de largo. El ajuste de puestos de trabajo realizado en los hospitales granadinos antes de la unificación hospitalaria está provocando que ahora esté siendo complicado dar una respuesta a la ciudadanía. Salud, no obstante, considera que las Urgencias «están dimensionadas para garantizar la asistencia sanitaria».

Sin embargo, a pesar de que el Servicio Andaluz de Salud está realizando contratos durante los últimos meses -el SAS no quiso concretar ayer la cantidad y la duración de las incorporaciones-, los nuevos profesionales sólo están paliando en parte la concentración de pacientes a lo largo del mes de noviembre, en el que el frío comienza a intensificar la actividad médica. Fuera de las Urgencias, el SAS ha puesto en marcha un plan de accesibilidad con el incremento de la actividad en consultas, quirófanos y pruebas diagnosticas. El otro causante del 'tapón' de las Urgencias es la 'desfusión'. Los dos complejos hospitalarios cuentan con los hospitales Campus, General y Materno-Infantil, a la espera de que concluyan las obras en Traumatología y se pueda utilizar esta infraestructura. A estos tres centros sanitarios se suma el Clínico, que sigue abierto.

Además de los habituales retrasos en la atención sanitaria de los pacientes, el colapso de este otoño en Urgencias está provocando que los celadores no den a basto para atender las demandas de pacientes, médicos y enfermos. La infraestructuras sanitaria -camas, sillones, sillas de ruedas...- tampoco da más de sí, con pacientes enfermos sin posibilidad de sentarse o médicos moviendo camas para poder agilizar la atención médica, según explican a este periódico sindicatos y usuarios.

Fotos

Vídeos