Dos sentencias equiparan la Sección Femenina a la 'mili'

Pese a que en estos tiempos cualquier sombra de discriminación de género chirría con estruendo, la Ley General de la Seguridad Social ha eludido en su articulado mención alguna al Servicio Social Femenino y su equiparación al Servicio Militar Obligatorio o la Prestación Social Sustitutoria.

En vigor entre 1937 y 1978, el Servicio Social o 'mili femenina' dependía de la Sección Femenina y su cumplimiento -entre tres y seis meses- era obligatorio para aquellas mujeres de entre 17 y 35 años que pretendían cursar estudios superiores, acceder a un puesto de trabajo u obtener distintos certificados o carnés, incluido el de conducir.

Pese al 'descuido' de los legisladores, dos sentencias, una del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura en el año 2014 y otra, dos años después, del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, dieron la razón a dos mujeres a las que la Seguridad Social les había negado el derecho a computar el «servicio prestado al Estado» para alcanzar el mínimo periodo de cotización que les diese derecho a la jubilación anticipada. Ambos fallos equiparan el Servicio Social -que, recuerdan, era obligatorio-, a la 'mili' o la Prestación Social Sustitutoria de los hombres. «No hacerlo sería discriminatorio por razón de sexo», concluyen.

Fotos

Vídeos