La semana 'horribilis' del metro de Granada

Primer tren con destino a Armilla tras normalizarse el servicio el pasado miércoles a las nueve y media./JORGE PASTOR
Primer tren con destino a Armilla tras normalizarse el servicio el pasado miércoles a las nueve y media. / JORGE PASTOR

Tres averías durante tres días seguidos siembran dudas sobre un transporte aplaudido por los granadinos

Jorge Pastor
JORGE PASTORGranada

Fueron diez años de obras, lamentos y cabreos, pero han bastado sólo un par de meses para borrar de la memoria tantos malos recuerdos. El metropolitano de Granada se ha ganado en un 'santiamén' la simpatía de los granadinos. Los datos están ahí. Son incontestables. Una media superior a los 25.000 pasajeros diarios. Pero la concatenación de incidentes en la última semana ha generado alguna desconfianza -y también alguna suspicacia- respecto a la eficacia de este medio de transporte que, según la propia Junta, marca un antes y un después en la trama de movilidad tanto en la capital como en el área metropolitana, donde se producen más de un millón de desplazamiento diarios. Dudas agravadas por el hecho de que todas las deficiencias se han producido en horas punta y, por tanto, el número de afectados ha sido mayor. El 'community manager' del metro se ha ganado bien el sueldo capeando las quejas y explicando, en un ejercicio de transparencia más que loable, qué estaba sucediendo en cada momento.

El primero de los problemas se produjo el miércoles de buena mañana. Una de las unidades se quedó 'varada' en Villarejo por una avería en el dispositivo que permite la circulación. Se habilitaron dos 'carruseles' -circuitos alternativos-, uno en dirección hacia Armilla y otro hacia Albolote. Hubo retrasos de hasta media hora. La avería empezó a las siete de la mañana y no se subsanó hasta las nueve y media. Los primeros trenes se llenaron transcurridas dos o tres paradas, por lo que hubo gente que se tuvo que 'quedar en tierra'. No cabía ni un alfiler.

Sin relación con la lluvia

Los responsables de la infraestructura descartaron que existiera una relación de causa y efecto entre los cincuenta litros por metro cuadrado de lluvia que cayeron esa noche en Granada y este corte parcial. Pero las fuertes precipitaciones sí que tuvieron otras consecuencias. En alguna de las estaciones subterránea, como la de Recogidas, hubo que colocar cubos para recoger goteras y que nadie resbalara. La imagen tuvo mucho alcance en las redes sociales. Metro de Granada tampoco tardó en 'salir al quite'. Comentaron que tanto las filtraciones, provocadas por dilataciones en las juntas por los cambios de temperatura, como su detección y corrección son «normales» en esta primera fase. Lo mismo pasó en su día en Málaga y Sevilla. El agua también penetró en algunas de las siete subestaciones que existen a lo largo del recorrido pero, según fuentes de la Agencia de Obra Pública de la Junta, esta circunstancia tampoco motivó la interrupción de tráfico en la línea.

El PP, cuyo presidente Sebastián Pérez había augurado en septiembre el fracaso del metro -«sólo durará hasta las próximas elecciones municipales», afirmó-, lanzó un comunicado diciendo que todo lo que estaba ocurriendo era fruto de la «improvisación» por parte de la Junta.

El jueves se produjo un fallo en el abastecimiento eléctrico. Se prolongó durante veinte minutos. La malla no recuperó la normalidad hasta las 7:25 horas. Los paneles de información al público tampoco funcionaban correctamente. Hubo que resetearlos. El resto de la jornada, todo en orden. Pero llegó el viernes y... más de lo mismo. Nuevamente un error en el sistema energético. A las 7:12 horas todo resuelto. Y el sábado, por si no hubiera sido suficiente, un coche se cruzó por delante de unos de los vagones en la parada de Vicuña y el tranvía acumuló otra incidencia y varios minutos de retraso hasta que se restableció el servicio.

El Metro de Granada, tercer ferrocarril metropolitano operativo en Andalucía, cumplió sus dos primeros meses de explotación comercial con más de un millón y medio de viajeros validados, en concreto 1.539.136 transportados entre el 21 de septiembre y el 20 de noviembre. El promedio se mantiene estable con un ligero repunte, situándose en una media de 25.232 al día. La afluencia récord, 41.572 usuarios, se registró el pasado día 24 con motivo del Black Friday.

Fotos

Vídeos