Salud impulsa la mediación con la adhesión del Colegio de Farmacia al Sistema Arbitral de Consumo

Salud impulsa la mediación con la adhesión del Colegio de Farmacia al Sistema Arbitral de Consumo

El acuerdo pretende agilizar la resolución de posibles conflictos que se planteen en alguna de las 535 oficinas de farmacia de la provincia y los usuarios

EUROPA PRESSGRANADA

El salón de actos del Colegio Oficial de Farmacia de Granada ha acogido este miércoles la firma de un convenio de colaboración por el que esta institución queda adherida al Sistema Arbitral de Consumo, impulsando así la mediación en conflictos en esta materia.

El convenio compromete al Colegio de Farmacia, presidido por Manuel Fuentes, la Delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, representada en el acto por su delegado, Higinio Almagro, la Diputación Provincial de Granada, en cuya representación ha acudido su vicepresidenta y diputada de Medio Ambiente, María Ángeles Blanco, y el Ayuntamiento de la capital, representado por el concejal Miguel Ángel Fernández, responsable entre otras áreas de Consumo.

En virtud de dicho acuerdo, todos ellos se han comprometido a "fomentar la mediación", un sistema extrajudicial de resolución de conflictos basado en el "diálogo, rápido, ágil y gratuito", y que presenta la ventaja de "posibilitar soluciones a la medida de las partes".

Con esta adhesión, se pretende conseguir además una mejor información y formación de los consumidores y usuarios, así como agilizar la tramitación de los procedimientos de las reclamaciones que se planteen contra alguna de las 535 oficinas farmacéuticas integradas en el Colegio Oficial de Farmacia de la provincia.

En su intervención, el delegado de Salud de la Junta ha hecho énfasis en las ventajas del Sistema Arbitral de Consumo, que "son tantas que la Comisión de las Comunidades Europeas recomienda, en su Libro Verde, esta modalidad de resolución de conflictos en el ámbito del derecho civil y mercantil". Es por ello que la administración pública la pone a disposición del ciudadano, dado que le permite resolver, ante unos órganos formalmente constituidos, las discrepancias surgidas entre un consumidor y un empresario o prestador de servicios.

Por su parte, María Ángeles Blanco ha señalado la importancia de que las distintas administraciones se impliquen en potenciar el papel de las Juntas Arbitrales, recordando además que "los laudos que se dicten son de obligado cumplimiento para las partes". Con ello, además se ayuda a aminorar el número de acciones judiciales, más lentas y onerosas.

El de Granada es el primer colegio a nivel autonómico en adherirse al Sistema Arbitral de Consumo y viene a sumarse así a otros suscritos con asociaciones sectoriales, federaciones y empresas de distinto tipo, principalmente relacionadas con la prestación de servicios, como agua o electricidad y dos más con el Patronato de la Alhambra y el Generalife y Cetursa Sierra Nevada, ha informado la Junta en una nota de prensa.

Respecto de la actividad mediadora, la Comisión Provincial de Consumo, dependiente de la Delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, ha llevado a cabo un total de 68 actos de mediación en la provincia de Granada con una avenencia del 69 por ciento durante el pasado año, 2016.

El Colegio de Farmacia de Granada va a pasar a engrosar la lista de más de 600 colectivos profesionales ya adheridos a la Junta Arbitral de Consumo, "conscientes de la necesidad de generar confianza en los consumidores y para adaptarse a un mercado cada vez más cambiante y dinámico a causa de las nuevas tecnologías y la revolución que están generando en los intercambios comerciales de bienes y servicios", según ha explicado en una nota el concejal de Urbanismo, Medio Ambiente, Salud y Consumo de Granada, Miguel Ángel Fernández Madrid.

Fernández Madrid se ha referido a "la rapidez y eficacia con que actúa la Junta Arbitral de Consumo, así como al hecho que es un servicio gratuito para todas las partes, un servicio que supone un beneficio tanto la ciudadanía como para los colectivos profesionales".

Así, la principal característica de la Junta Arbitral del Ayuntamiento de Granada y cuya gestión la diferencia del resto de juntas arbitrales, es, según ha explicado Fernández Madrid, la actuación desarrollada por la Unidad de Mediación, "ya que supone la resolución en un menor tiempo, con un empleo de recursos ínfimo, y con una intervención que concede voz y mayor protagonismo a las partes y a su voluntad, en detrimento de la imposición del criterio del árbitro, que únicamente se aplica en los casos en que la asistencia de los mediadores no ha logrado que las partes puedan alcanzar un acuerdo".

Para las empresas y profesionales, refuerza la confianza de los consumidores en aquellas empresas que ostentan el distintivo de adhesión al sistema, ya que saben que en caso de conflicto, entra en juego un procedimiento que es "rápido, eficaz y gratuito".

Según ha indicado el Ayuntamiento, la Junta Arbitral, creada en 1996, cuenta en la actualidad con un total de 616 empresas adheridas. Con anterioridad al Colegio Oficial de Farmacéuticos, suscribió acuerdos con distintos colectivos como el Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, la Asociación Autónoma de Instaladores Eléctricos y de Telecomunicaciones, Asociación de Jóvenes Empresarios de Granada, Federación Provincial de Comercio, Confederación Granadina de Empresarios, Asociación de Centros de Formación de Granada y Asociación Provincial de Autoescuelas, entre otros.

Fotos

Vídeos