El retraso del AVE obliga a revisar el precio del contrato para hacer el aparcamiento de la estación

Muro que separa el futuro parking de la calle Halcón, cuya demolición está prevista para la construcción de un nuevo aparcamiento./JORGE PASTOR
Muro que separa el futuro parking de la calle Halcón, cuya demolición está prevista para la construcción de un nuevo aparcamiento. / JORGE PASTOR

Se adjudicaron las obras hace dos años, pero no se pudieron ejecutar porque el solar estaba lleno de materiales para renovar las vías

Jorge Pastor
JORGE PASTORGranada

Las obras del nuevo aparcamiento de la estación de trenes deberían haber empezado el 9 de enero de 2016, cuando la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía y la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Proyectos Vías y UC10 firmaron el acta de replanteo. Pero no. En sintonía con esa historia de un despropósito llamada 'Ave a Granada', aquello no empezó ni ese día, ni dos semanas después, ni dos meses después, ni dos años después... y ya veremos cuándo. Y es que después de tanto tiempo, las condiciones en que se rubricó aquel contrato poco o nada tienen que ver con las de hoy día, por lo que la UTE ha pedido una actualización de los precios ofertados, una petición «que está siendo analizada por la Agencia al objeto de hallar una solución viable desde el punto de vista contractual y administrativo que permita abordar el inicio de esta actuación», señalan desde Agencia de Obra Pública, que por ahora no se compromete a avanzar ninguna fecha para la ejecución de un proyecto que fue presupuestado en su día en 1,84 millones de euros y con un plazo de ejecución de tan sólo tres meses.

¿Y por qué ahora sí podrían comenzar los trabajos y en estos dos años no? Pues la respuesta tiene mucho que ver con la física. Porque físicamente resultaba imposible que en ese solar, ubicado dentro del recinto ferroviario y colindante con la calle Halcón, entraran los obreros y las máquinas para mover la tierra. El espacio estaba lleno de acopios para las obras del AVE que estaba -que está- acometiendo el Ministerio de Fomento. Y es que, a pesar de tratarse de una parcela propiedad del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif ), ergo Ministerio de Fomento, el aparcamiento lo tiene que hacer la Agencia de Obra Pública, ergo la Consejería de Fomento, en contraprestación por un tramo de 300 metros, titularidad de Adif, por donde transcurre el Metro de Granada y donde se ubica, además, la estación que posibilita el intercambio intermodal entre los usuarios del tren y del metropolitano -justo la que hay a la salida de la terminal de viajeros del AVE-. Ahora aquello ya está limpio y, por tanto, hay vía libre para que entren las excavadoras. En este punto estamos.

Este estacionamiento se levantará sobre una superficie aproximada de 9.966 metros cuadrados. De las 342 plazas previstas, un total de 327 corresponden a turismos, nueve a vehículos para personas con movilidad reducida y seis para motocicletas. La Agencia asume la instalación del sistema de control de accesos, incluidas las máquinas de 'ticketing', y la videovigilancia. También la ampliación de la calle Halcón, entre las calles Alondra y Faisán, para habilitar la entrada. Esto implica la demolición del muro actual, lleno de pintadas, por otro de nueva planta. La inversión contempla el alumbrado, los cerramientos y la reposición de los servicios que se puedan ver afectados, fundamentalmente redes de suministro y saneamiento urbano.

Acuerdo técnico

Todos estos aspectos estaban recogidos en el acuerdo que alcanzaron la Agencia de Obra Pública y Adif en noviembre 2014 por el que el primero ocupaba una franja de 291,3 metros que eran dominio del segundo, en la avenida de Andaluces, para habilitar la plataforma para el paso del metro ligero, en funcionamiento desde el pasado 21 de septiembre. En este trayecto se encuentra el apeadero 'Estación de Ferrocarril'. Estos trescientos metros tuvieron un coste total de 5,41 millones de euros.

En enero de 2015, poco después de sellar el convenio con Adif, la Agencia contrata la redacción del proyecto del futuro aparcamiento. El procedimiento se resuelve en dos meses, lo que permite que en marzo de 2015 se publique la licitación de la obra en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA). Este proceso, que contemplaba la recepción de ofertas, la evaluación técnica y económica y la propuesta de adjudicación, quedó resuelto el 9 de diciembre de ese mismo año. Justo un mes después, la UTE Proyectos Vías y UC10 ya estaba en disposición de empezar, pero en ese momento Adif comunica que no existe disponibilidad del suelo.

Fuentes de la Agencia señalan que posteriormente se remitieron hasta tres escritos a Adif para solicitar accesibilidad a los terrenos, «hito que no fue posible pues se mantenía la misma situación de acopio de materiales». El problema se resolvió a finales de 2017. La Agencia retomó contactos con la contratista, que ya había realizado la toma de datos topográficos, para que emprendiera la obra, pero veinticinco meses después las cuentas ya no salen, y hay que adaptar el contrato a la realidad actual. La historia continúa.

Fotos

Vídeos