Así fue el registro de Los Cármenes: contratos de jugadores, facturas y pizzas

Dos pizzeros llegan a Los Cármenes con la comida. /FERMÍN RODRÍGUEZ
Dos pizzeros llegan a Los Cármenes con la comida. / FERMÍN RODRÍGUEZ

La Udef se llevó un centenar de documentos y el volcado de los jugadores. El almuerzo lo pagó el Granada CF

Yenalia Huertas
YENALIA HUERTASGranada

Eran sobre las 8:30 horas del miércoles cuando en el nuevo estadio Los Cármenes de Granada comenzó a practicarse uno de los registros previstos en el marco de la operación ‘Líbero’, que conllevó la detención de Quique Pina en Murcia. Auto en mano, cuan llave que todo lo abre, la policía accedió a las instalaciones deportivas en busca de pruebas contra el expresidente del club.

La comitiva estaba integrada por una secretaria judicial –ahora llamada letrada de la Administración de Justicia–, cuatro o cinco funcionarios de Hacienda, dos policías especialistas en delitos monetarios que procedían de Madrid y uno de Granada. También acudió, por lo visto, un secretario judicial en prácticas.

La inusual visita a las oficinas del club rojiblanco se prolongó hasta las 20.00 horas aproximadamente. Durante este tiempo, los responsables del Granada CF facilitaron en todo momento el trabajo a los investigadores e, incluso, llegada la hora del almuerzo, les invitaron a comida italiana. El trato, según fuentes cercanas al caso, fue exquisito, tanto como las pizzas que pidieron. También hubo otras atenciones, como ofrecimiento de café y refrescos desde que llegaron.

En esas aproximadamente diez horas dio tiempo para ‘peinar’ los archivos de las distintas dependencias del club. Los agentes llenaron una caja grande con los documentos que consideraron importantes para la investigación judicial, que se sigue, entre otros posibles ilícitos, por presunto blanqueo de capitales.

Se llevaron alrededor de «un centenar de papeles», sobre los que se hizo el inventario correspondiente. Se sellaron todos y cada uno de los documentos, como es lo habitual, y se llevó a cabo su foliado y reseña. Entre los papeles y carpetas intervenidos había «contratos de jugadores anteriores», como «el de Siqueira», así como facturas.

Las fuentes consultadas indicaron que la colaboración del Granada CF fue esencial para que los investigadores llegaran a su ‘meta’. También resaltaron «la labor conjunta llevada a cabo por el juzgado de guardia y la policía». El miércoles se encontraba en funciones de guardia el Juzgado de Instrucción número 9 de Granada.

El registro, que sólo se interrumpió a la hora de las pizzas, se prolongó tantas horas por «el volcado» del contenido de los ordenadores del club. Fueron los funcionarios de Hacienda quienes se centraron en copiar toda la información del servidor, mientras que los demás componentes examinaban, analizaban y clasificaban la documentación física de interés para el caso sobre la mesa grande de la sala que se habilitó para llevar a cabo esta diligencia.

Parte de los integrantes del equipo que practicó el registro abandonó las instalaciones en un vehículo eludiendo la puerta principal y, por ende, las cámaras. Este registro en los despachos del campo del Granada no fue el único que se practicó durante la jornada, sino que el Juzgado Central de instrucción 5 de la Audiencia Nacional había ordenado, como ya es sabido, otros en otras provincias.

Fotos

Vídeos