El pueblo de los 'Rerros'

'Rerros' de varias generaciones se dieron cita en Lanjarón. /R. V.
'Rerros' de varias generaciones se dieron cita en Lanjarón. / R. V.
La mirilla

150 personas con este apodo en España se reencuentran y conocen en Lanjarón

RAFAEL VÍLCHEZGRANADA

Abrazos, besos y saludos. 150 personas de una misma familia de Lanjarón conocida con el sobrenombre de los 'Rerros' se dieron cita en un mismo escenario: el restaurante del Hotel España de Lanjarón (el lugar preferido por la familia García Lorca para veranear y tomar las aguas del Balneario) con la finalidad de reencontrarse, conocerse en algunos casos y fortalecer la unidad de una de las familias más extensas de la comarca de la Alpujarra, compuesta por más de 250 personas.

Cinco generaciones estuvieron presentes en este emotivo encuentro. La persona más mayor que acudió al acto fue Concepción Álvarez Mérida, reside en Lanjarón y tiene 88 años, y el más joven tenía 5 meses, se llama Laura Álvarez y reside con sus padres en Motril. Muchos 'Rerros' y 'Rerras' acudieron a la cita, algunos para darse a conocer, procedentes de Pamplona, Cataluña, Málaga, Cádiz o Almería.

La 'Rerra' Fina Álvarez Ruiz, hija de José y Virtudes, explicó que el mote de 'Rerro' «se lo pusieron a Antonio Elías Álvarez, el abuelo de mi padre, porque cuando era muy pequeño y empezó a hablar, cuando pedía pan a su padres, decía 'rerro' pan, en vez de quiero pan, y desde entonces la familia Álvarez de Lanjarón, que es muy grande porque ha sido muy fecunda, conservamos con mucho orgullo el apodo de nuestro antepasado Antonio Elías, marido de Concepción Alonso, que tuvieron once hijos y le vivieron nueve. A todos y todas les ha encantado la idea de juntarnos los 'Rerros' en un mismo lugar porque lo hemos pasado muy bien y además hemos conocido a personas que residen en otros lugares y forman parte también de nuestra familia», concluyó.

Por parte de padre

Fina Álvarez, nacida en Órgiva y residente en Málaga desde hace muchos años, es también 'Rerra' por parte de su padre Joaquín. Pues bien, ella y sus cuatro hermanas y una sobrina también participaron en este multitudinario encuentro y gracias a ello han podido conocer a parte de su grandiosa familia residente en otros lugares de la geografía española.

Otro 'Rerro' de pura cepa, el célebre Francisco Luis Álvarez Lozano, funcionario del Ayuntamiento de Lanjarón, heredó el apodo de su tatarabuelo Antonio. «Yo vengo de la rama de Antonio Elías Álvarez y de su mujer Concepción Alonso. De esa rama procedemos la mayoría de la gente que nos hemos reunido en el restaurante del Hotel España. Mi familia suele durar mucho en este mundo porque suele gozar de buena salud. Muchas personas se mueren muy longevas. Mi abuelo fue Frasquito el 'Rerro' y regentó una taberna y un estanco. Muchos 'Rerros' y 'Rerras' fueron cortijeros en otros tiempos y se dedicaron a la agricultura. Pero todo cambió para mejor y ahora en mi familia paterna existen profesores, empleados de banca, una gran actriz llamada Isabel Gálvez Álvarez, médicos, agricultores...», relató.

Carmen, Pilar, Cristina, Francisca, Mari, María Dolores, Concha, Eva, Víctor, Concepción, Manuel, Jaime, José, Elisa, Mirella, Pablo (el peluquero más dicharachero de Lanjarón), Juan, Francisco...y así hasta casi 150 de personas de la familia de 'Los Rerros' asistieron al suculento banquete a base de entremeses, ensaladas, carnes, pescados, caldos de la Sierra de la Contraviesa, refrescos, zumos y postres de la casa con puro sabor alpujarreño.

La actividad concluyó por la tarde. Alegría, recuerdos, diálogos amenos, anécdotas, risas... El encuentro de 'Rerros y las 'Rerras' constituyó una elocuente muestra de confraternidad. Los 'Rerros' de Lanjarón heredaron de sus antepasados la educación, la honestidad, la alegría de vivir, el amor al trabajo y la unión familiar.

Fotos

Vídeos