La víctima del homicidio sufrió un robo en su bar de Venta Nueva en septiembre

La víctima del homicidio sufrió un robo en su bar de Venta Nueva en septiembre

El finado fue enterrado ayer, mientras la Guardia Civil mantiene abierta la investigación sin descartar ninguna hipótesis

J. R. VILLALBA/N. JIMÉNEZGRANADA

El dueño del bar La Cabaña de la pedanía Venta Nueva de Huétor Tájar fue enterrado ayer a las cinco de la tarde después de morir de forma violenta la noche del lunes o la madrugada del martes, aunque su cadáver no fue encontrado hasta las 12.30 horas del martes.

Un allegado del finado explicó ayer a IDEAL que la víctima de este homicidio sufrió un robo en el bar el pasado mes de septiembre y presentó la correspondiente denuncia ante la Guardia Civil. Los cacos entraron al bar, pese a que el dueño se encontraba durmiendo en la vivienda ubicada en la parte superior del bar, y se llevaron unos jamones, bebidas alcohólicas y forzaron la máquina tragaperras.

Aquel robo no fue aislado, ya que los autores cometieron otros 47 más en la provincia de Granada, la mayoría en la zona del Poniente. Los investigadores de la Policía Judicial del instituto armado en Granada, tras un trabajo de investigación importante, lograron arrestar a los presuntos autores de esta organización que estaban afincados en la provincia de Málaga desde donde se desplazaban por la noche, habitualmente, para asaltar los bares que ya estaban cerrados y llevarse los cajetines de las máquinas tragaperras.

Más información

La Guardia Civil sigue con las indagaciones tratando de averiguar el móvil del crimen y quién o quiénes están detrás del mismo. Los investigadores tomaron declaración entre otras personas, la misma jornada en la que se descubrió el cadáver, a sus dos hijos, ambos mayores de edad, así como a una novia que el finado -quien estaba separado- tenía. De momento, los investigadores tienen abiertas todas las hipótesis posibles, entre robo, ajuste de cuentas, deudas, una pelea sin más... no hay ninguna hipótesis cerrada y se trabaja con cualquier posibilidad. Y tampoco nadie se salva de la sospecha, tal y como suele ocurrir en este tipo de casos.

La familia de la víctima de este homicidio aún no tiene los resultados de la autopsia que le fue practicada ayer pasada la una de la tarde en el Instituto de Medicina Legal (IML) y seguramente hoy reciba el pertinente informe sobre las causas que provocaron su muerte. El cadáver presentaba varios cortes en la cabeza, presuntamente provocados con botellas de cristal u otro objeto más contundente. La muerte pudo estar provocada por esos golpes o por el impacto sufrido en la caída. El informe forense lo determinará, así como el tiempo que llevaba muerto desde que descubrieron al fallecido detrás de la barra del bar que regentaba en la pedanía de Venta Nueva, en Huétor Tájar.

Al cierre de esta edición no había arrestados vinculados con este homicidio, que se avecina como un caso bastante extraño.

Fotos

Vídeos