La 'Venta del Tarugo' abre de nuevo

La 'Venta del Tarugo' abre de nuevo
RAFA VÍLCHEZ

Un vecino de Albondón ha adquirido el inmueble para ofrecer deliciosos platos de la Alpujarra en la zona de la Sierra de la Contraviesa

RAFAEL VÍLCHEZ Albondón

En la Sierra de la Contraviesa se respira paz. Este lugar es un paraíso para los que buscan el descanso, el sosiego, los contrastes y el contacto con la naturaleza entre cortijos y cortijadas, viñedos, higueras y almendrales, principalmente. Merece la pena visitar esta zona que mira a Sierra Nevada y al mar Mediterráneo. La Sierra de la Contraviesa posee una ubicación geográfica excepcional. Albondón es uno de los municipios de esta zona, con 35 kilómetros cuadrados de superficie, que limita con los pueblos de Cástaras, Lobras, Murtas, Albuñol, Sorvilán y Torvizcón.

Albondón cuenta con un gran número de cortijadas: 'Los Gálvez', 'Los Santiagos', 'El Castillo', 'Los Peinados', 'Los Cipreses', 'Los Vargas', 'La Loma del Aire', 'La Torrecilla', etcétera. En el Siglo XIX Albondón vivió una época dorada basada en el cultivo de uva para vino y pasas.

Pues bien, en el término municipal de Albondón, junto a la carretera Albondón-Cádiar (Km. 9) se encuentra el Restaurante 'Venta del Tarugo' adquirido y puesto de nuevo en funcionamiento hace dos meses por Francisco Fernández Martín, de Albondón. Este emprendedor ha estado 15 años defendiendo un bar en el casco urbano de su pueblo.

En la 'Venta del Tarugo' (que ya existía desde hace centenares de años junto a la nueva venta) se pueden degustar el plato alpujarreño, el codillo de la casa, bacalao al tarugo cocinado de varias maneras, asadura con patatas, secreto, sopas típicas de la zona, el postre tarugo, guisos, pucheros, etcétera. Este local posee 90 comensales. La carta de vinos es extensa. Los jueves cierra para descanso del personal

Francisco Fernández lleva en el mundo del vino y la restauración dos décadas. Su familia se ha dedicado también a los viñedos. Unos de los principales clientes y 'parroquianos' del Restaurante 'Venta del Tarugo' son los hermanos Pedro y Francisco Felipe Lardón Lupiáñez, hijos del recordado bodeguero, Juan Lardón, fundador, junto a su hermano Federico de la ya desaparecida bodega Hermanos Lardón y Cía de Albondón, creada en 1959. Antonio Lardón (hijo de Federico) se dedicó también a la elaboración de vino. Pedro Lardón, abuelo de Francisco Felipe, Pedro y otros nietos, se dedicó también a la elaboración y venta de vino con carros tirados por mulos y cargados de pellejos y toneles de buen caldo. Los carros de Lardón trasponían a Granada capital y la zona de Almería para atender a sus muchos clientes.

Fotos

Vídeos