Los vecinos de Pinos Puente exigen más seguridad en el pueblo frente a los «clanes de la droga»

Vecinos de Pinos Puente recorrieron ayer las calles del municipio reclamando más seguridad. / Alfredo Aguilar

Casi mil ciudadanos se manifestaron ayer tras sufrir varios incidentes en los últimos días, como una quema de contenedores y un intento de incendio en el Ayuntamiento

Ángeles Peñalver
ÁNGELES PEÑALVERGRANADA

Unos mil vecinos de Pinos Puente se manifestaron ayer por la tarde en la localidad para exigir más seguridad en sus calles en una concentración organizada por la Plataforma Ciudadana de la localidad. Los asistentes salieron a protestar hartos de los desmanes que «la población marginal y los clanes de la droga» están produciendo en el pueblo, pero se negaron a dar sus nombres o a salir en fotos personalizadas por miedo. La plataforma ha pedido ayuda en los últimos meses -mediante escritos formales- a la Subdelegación del Gobierno para que les manden más efectivos policiales, al Defensor del Pueblo, a la Junta de Andalucía y, por supuesto, al propio Ayuntamiento, pero -según ellos- no parecen hacerles caso y nada surte efecto. Precisamente -añaden- en los últimos días se han incrementado las carreras de vehículos por las calles más céntricas pueblo y -tal y como confirmó la Guardia Civil a IDEAL- ha habido una quema de contenedores y un intento de incendiar la casa consistorial.

Desde la Guardia Civil no comparten la sensación de incremento de la inseguridad que manifiestan los vecinos. Señalan que, objetivamente, no han tenido denuncias ni intervenciones que apunten a una mayor inseguridad en los últimos días. Así, en las últimas semanas sólo les consta una intervención del día 2 de agosto, cuando se denunció a tres personas -una madre y sus dos hijos- por amenazar al alcalde de la localidad, el socialista Enrique Medina. La misma noche de ese 2 de agosto se produjo la quema de cuatro contenedores y un vehículo y encontraron en una ventana del Ayuntamiento objetos impregnados en gasoil, pero no llegaron a arder.

Fuentes vecinales aseguran esos altercados están relacionados con las amenazas al alcalde por la no concesión de una caseta para la feria de agosto de la localidad, pero es un extremo sobre el que la Guardia Civil no tiene pruebas.

Enrique Medina, alcalde de Pinos, declaró ayer en la manifestación que reconoce que los clanes de la droga está haciendo daño a la localidad y que el Ayuntamiento ya está incrementando la dotación de Policía Locales. Asimismo, admitió que en una reciente reunión con el Subdelegado del Gobierno analizaron cómo mejorar la situación de inseguridad del municipio.

Tienen miedo

Lo que sí está claro es que los vecinos de Pinos Puente que no delinquen tienen miedo.Ayer, uno de sus portavoces, J., aseguró a IDEAL en mitad de la manifestación: «En los últimos años hemos asistido al desmantelamiento de efectivos de Guardia Civil y su presencia en la vía pública es inexistente. Igualmente echamos de menos la protección de la Policía Local. Ni Guardia Civil ni Policía Local permanecen abiertas por las noches, pese a que hay reyertas, tiroteos y destrozos del mobiliario urbano asiduamente».

Otros asistentes a la concentración, como L., reconocieron que la población tiene miedo, pero que «apenas se denuncian los hechos porque hay amenazas de por medio».

Viviendas de la Junta

Según criticó ayer la Plataforma Ciudadana en la concentración -que transcurrió sin incidentes- las viviendas sociales de la Junta se están vendiendo o traspasando ilegalmente por bastante dinero para las plantaciones de droga y una familia puede poseer decenas de pisos en esas condiciones ilegales. «La población marginal que hace un tiempo era minoritaria ha producido un efecto llamada, convirtiéndose en mayoritaria. Tenemos un alto porcentaje de población cuyo medio de subsistencia son los subsidios y la plantación de droga. Esto último está derivando en el manejo de mucho dinero, accesibilidad a las armas, mafias y en la sensación de superioridad con abusos. En nuestro pueblo vivimos otra gente: somos los que mantenemos las arcas del Ayuntamiento con nuestros impuestos, los que llevamos toda una vida trabajando y ahorrando para mantener una casa y los que hemos invertido en Pinos Puente para vernos ahora en la ruina por la mala gestión política que venimos sufriendo desde hace ya demasiados años», apostillaba J.

Según la plataforma, el declive del comercio es otro indicador de la situación que atraviesa la localidad. «La calle principal del pueblo no sólo se encuentra despoblada, la mayoría de los comercios cerró y los empresarios no ven futuro», decía L., abuela de tres niños.

Los manifestantes coincidieron en que la corporación municipal no ha hecho «nada» para combatir a las circunstancias del municipio y ha contribuido a su degradación. «Es más, el alcalde y algunos concejales tienen una ocupación adicional y no viven en el pueblo, por lo que no saben -o no quieren reconocer- la situación que vivimos», apostillaban en un corrillo de señoras de mediana edad.

Una vez más, ahora en mitad de una tarde de agosto, los vecinos pidieron en las calles del pueblo y pancarta en mano -como ya lo han hecho mediante trámites administrativos en distintas instancias- el impulso de un modelo de intervención integral coordinado de todas las administraciones a modo del Plan Integral del Polígono Sur de Sevilla o del plan para la mejora del Puche en Almería, barrios de alta conflictividad.

Fotos

Vídeos