Las últimas lluvias suben por fin el nivel de los embalses, aún en situación crítica

El pantano de Canales, que abastece a Granada, sigue a unos niveles bajos pese a las aportaciones de las últimas semanas./RAMÓN L. PÉREZ
El pantano de Canales, que abastece a Granada, sigue a unos niveles bajos pese a las aportaciones de las últimas semanas. / RAMÓN L. PÉREZ

En las últimas semanas los pantanos han acaparado catorce hectómetros cúbicos que mitigan una sequía que sigue siendo 'extraordinaria'

Jorge Pastor
JORGE PASTORGranada

Las generosas precipitaciones de las últimas semanas están propiciando, por fin, que los embalses se llenen. Seguimos técnicamente en situación de 'sequía extraordinaria', casi 'excepcional' en la zona norte de la provincia, pero los niveles de almacenamiento han aumentado un punto y medio, pasando del 30,05% al 31,38%. Incremento leve, pero incremento, que es lo relevante. Unos porcentajes que, en la medida que se mantengan las condiciones climáticas de un invierno normal, deberían seguir subiendo como consecuencia de las escorrentías. En este curso hidrológico se computa un promedio de 111,7 litros por metro cuadrado en Granada. Concretamente 77,9 litros en Baza, 168,9 en Bobadilla, 109,8 en Motril y 90,2 en Puerto Lobo.

Los pantanos granadinos pueden acaparar hasta 1.021.414 hectómetros cúbicos. Ahora mismo las reservas son únicamente de 320,5 hectómetros. En los últimos dos meses han entrado catorce hectómetros. Algo es algo. Estamos demasiado lejos de un escenario que permita, por ejemplo, una campaña de riego con dotaciones normalizadas. Aún quedan meses por delante antes de que los cultivos precisen de los caudales adicionales de los embalses para desarrollarse. Ahora mismo estamos al 31,38% cuando hace un año nos hallábamos al 45,36%, unos catorce puntos por encima. La comparación resulta más preocupante cuando ponemos el foco en la media histórica de la última década en esta misma semana (55,68%)

Los principales sistemas de abastecimiento siguen en una situación bastante delicada. Al menos eso se desprende del último 'Informe de sequía' que ha publicado la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir con fecha del pasado 1 de diciembre. 'Quéntar-Canales', que suministra a la capital y gran parte de los municipios del área metropolitana, está en 'alerta'. Aún no ha hecho falta tirar de los 'pozos de emergencia' que se construyeron en los noventa. El Cubillas-Colomera está en 'emergencia'. El Bermejales, en 'alerta'. Y la Hoya de Guadix, también en 'alerta'.

Fotos

Vídeos