Ubres carmesí para despertarconciencias

Ubres carmesí para despertarconciencias

Liliana Muñoz utiliza el contraste del rojo sobre el blanco para denunciar el abuso animal

IDEAL

Concienciada con la causa medioambiental y animal, Liliana Muñoz presenta en la campaña 'Always Segureño' una obra que juega con el poder del cromatismo para inducir sentimientos en el espectador y que bien pudiera pasar desapercibida por su ausencia de color, si no fuera por dos detalles que rompen el equilibrio de la simplicidad que la caracteriza.

Por un lado, la artista presenta un cordero completamente blanco, pureza solo resquebrajada por el intenso carmesí de sus ubres, con las que trata de llamar la atención del público. «La pieza, a primera vista, muestra a un animal que simula, con el color rojo, la violencia o el abuso hacia el propio animal o los animales en general, incluso a la naturaleza y la falta de conciencia hacia esta por parte de la sociedad», comenta su autora.

Por otro, interesada en reflejar las emociones que percibe a través de su experiencia y observación y profundizar en el mundo de la psicología, la pintora y dibujante ha vendado la cabeza de la pieza con escayola como alusión a una sociedad como borrego. «No son pocas las veces que nos hemos quedado impasibles, como ignorantes, ante un momento en el que debíamos haber actuado», denuncia Muñoz respecto a una sociedad completamente cegada que no percibe el daño que a sí misma se ocasiona. «El abuso que comete hacia los demás se invierte y mancha su propia blancura pero, indiferente, continúa y sigue al rebaño», explica la autora. «La sociedad, nosotros, somos el cordero», añade.

No obstante, invita a que sea el espectador el que «tome partido de lo que ve», induciéndole a «continuar la reflexión que la obra inicia» y alaba la iniciativa por su capacidad para generar sinergias entre diferentes sectores de actividad.

Fotos

Vídeos