Tráfico aumenta los controles en cinco carreteras de Granada

Agentes de la Guardia Civil vigilan desde un radar móvil posibles excesos de velocidad. /EFE
Agentes de la Guardia Civil vigilan desde un radar móvil posibles excesos de velocidad. / EFE

La Guardia Civil refuerza la vigilancia en zonas en las que se registra una media de 25 multas al día

DIEGO QUEROGRANADA

La Dirección General de Tráfico está realizando esta semana una campaña especial de vigilancia sobre velocidad a nivel nacional con el fin de concienciar a los conductores de respetar las normas de circulación y conducir a la velocidad permitida. Según los datos del organismo dependiente del Ministerio del Interior, 300 personas mueren al año en España por culpa de haber pisado el acelerador más de lo debido, y la Unión Europea ha pedido a todos los países que colaboren para reducir este goteo incesante de vidas.

En toda España se han delimitado 300 tramos que se consideran peligrosos y se están vigilando especialmente esta semana. En el caso de Granada, la DGT ha seleccionado cinco tramos para vigilarlos de manera especial, donde desde 2013 hasta 2015 la Guardia Civil ha formulado 9.108 denuncias, o lo que es lo mismo, 25 denuncias cada día.

Iznalloz a Darro (A-308), desde el kilómetro 0 al 25:

Iznalloz a Darro (A-308), desde el kilómetro 25 al 37,04:

De Cúllar hasta la Puebla de Don Fadrique. 65 kilómetros a través de la A-330:

La A-403 (de Alcalá la Real a la A-44) la provincia cuenta con 17,72 kilómetros peligrosos:

La A-334 (de Baza a la A-92) suma 17,74 kilómetros:

Esta semana los agentes de la Guardia Civil de Tráfico están muy presentes en estos tramos por considerarlos doblemente peligrosos, tanto por los excesos de velocidad detectados como por la siniestralidad que sufren. Son los denominados por la DGT como tramos INVIVE, acrónimo de INtensificación de la VIgilancia de la VElocidad, en los que se puede ver una señal fija de color naranja colocada debajo de la señal limitadora de velocidad que avisa de la existencia de un radar en los próximos kilómetros, algo que ayuda a que los conductores permanezcan en alerta ante la presencia de un radar móvil.

Más vigilancia, más multas

Pero ¿realmente funcionan las campañas especiales de vigilancia? El jefe provincial de Tráfico en la provincia de Granada, José Vico, tiene claro que sí. «Sin duda las campañas de concienciación y de vigilancia ayudan», dice Vico. Pero de lo que no hay duda es que una mayor vigilancia como la de esta semana produce un incremento en la cantidad de sanciones. Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), cree que «se debería estudiar mejor cuántos accidentes se producen antes, durante y después estas campañas, para evitar que se puedan hacer valoraciones subjetivas, ya que se piensa desde muchos sectores que los radares se utilizan con afán recaudatorio».

Fotos

Vídeos