Una ruta con mucho encanto

La Ruta de Tello de Lanjarón, por el Parque Protegido de Sierra Nevada, se convierte en uno de los lugares más transitados por los amantes de la bicicleta de montaña, el senderismo y la naturaleza

Una ruta con mucho encanto
Rafael Vílchez
RAFAEL VÍLCHEZLANJARÓN

«La Ruta de Tello», según el alcalde de Lanjarón, Eric Escobedo, «está diseñada para los amantes del deporte de montaña, de la naturaleza y del mountain bike que deseen poner a prueba su condición física en un entorno idílico situado en el Parque Protegido de Sierra Nevada. El desnivel acumulado positivo es de 1.561 metros. La distancia es de 31, 7 kilómetros. La cota máxima/ mínima: 1.697 metros/641 metros. El tiempo estimado es de tres horas y quince minutos. La dificultad física es media-alta. La dificultad técnica es media-baja. En cualquier época del año se puede realizar este interesante recorrido».

Eric Escobedo, que también es un gran deportista y amante de la bicicleta de montaña, indicó que «para realizar el Circular de Tello partiremos desde la Oficina de Turismo de Lanjarón, situada frente al Balneario, para tomar rápidamente el Carril de la Forestal, junto al Restaurante 'El Frenazo' y el Museo de la Miel. Desde ahí comenzaremos una larga subida de casi 16 kilómetros sin apenas descansos. Para empezar encontraremos una primera zona de sombra y grandes árboles junto al Barranco del Salado, donde calentaremos motores para uno de los platos fuertes de la ruta, la subida del Cortijo Albercón, que cuenta con desniveles de hasta el 20%. En el Mirador de Pallarín tendremos el único descanso del día, con unas vistas inmejorables de la preciosa comarca del Valle de Lecrín, la Costa Tropical, la Sierra de Lújar, zonas de Vélez de Benaudalla, etcétera».

Eric Escobedo siguió diciendo sobre la Circular de Tello que «después haremos una parada obligada en la Fuente de Pedro Calvo, donde su fría agua nos ayudará a recuperar nuestras reservas hídricas, que las necesitaremos íntegras para el resto de la ruta. Seguiremos subiendo por un amplio carril hasta el 'Anchurón de Tello', donde nos desviaremos a la derecha para continuar ascendiendo hasta 1.680 metros para desembocar, tras una sinuosa bajada, en la Casa Forestal de Tello, donde podremos deleitarnos con el paisaje de media montaña. En este lugar existe una fuente, entre otras cosas».

Según el alcalde de Lanjarón «esta ruta permite tres alternativas más cortas o retornos para quien no quiera completarla o las fuerzas le flaqueen: retorno por zona de minas (5 kilómetros), retorno por el paraje de La Bordaila (12 kilómetros), y retorno por la zona de 'La Chaparra' (19 kilómetros). También, los bikers más atrevidos tienen otra alternativa pudiendo tomar los senderos del Enduro Chaparra, en el kilómetro 27. Existe también la posibilidad de elegir entre dos senderos repletos de 'rock garden' e infinidad de zonas técnicas que, seguro, harán las delicias de los ciclistas más radicales».

Y es que el bello y turístico municipio alpujarreño de Lanjarón está plagado de rincones y lugares con mucho encanto, desde calles y plazoletas moriscas, monumentos, museos, hasta el Balneario (uno de los más importantes de España), etcétera. En este bendito pueblo, con gentes hospitalarias, maravillosas y acostumbradas a recibir muy bien a los turistas y visitantes en cualquier época del año, existen también impresionantes paisajes que se pueden conocer realizando un gran número de rutas. El Ayuntamiento de Lanjarón, con mucho acierto, ha sabido diversificar la oferta turística potenciando, en este caso, el deporte por su término municipal salpicado de caminos, ramales, senderos, trochas, carriles, pistas, etcétera.

Fotos

Vídeos