Ruta alarconiana por la Alpujarra

Ruta alarconiana por la Alpujarra

La Casa de la Alpujarra organiza una ruta por el sendero que utilizó Pedro Antonio de Alarcón para llegar desde Albuñol a Murtas hace 146 años

RAFAEL VÍLCHEZMurtas

La Asociación Cultural La Casa de la Alpujarra, con sede en Granada capital, ha organizado para el próximo día 21 el mismo recorrido que describe Pedro Antonio de Alarcón en su obra 'La Alpujarra', parte IV, capítulos III, IV y V. O sea desde Albuñol a Murtas. Alarcón realizó este recorrido el día 22 de marzo de 1872, Viernes Santo.

La ruta comenzará a las nueve de la mañana. El punto de encuentro será en la explanada del Supermercado Dia de Albuñol. En el recorrido, de 18 kilómetros de longitud, se pasará por la Cuesta de las Cenáfricas, Majada Campos, Barranco de las Angosturas, Cuesta Cara Hierro, Los Rivas, Los Antones, El Collado, Cortijo Suárez, Cortijo Almiarejo, Venta del Chaleco (desaparecida hace muchísimos años) y Murtas.

La dificultad del recorrido es alta. Se requiere forma física y hábito de caminar. No hace falta experiencia en montaña porque el recorrido es por camino señalizado. El desnivel acumulado es de 1.200 metros de subida y 400 de bajada. La cota máxima es de 1.360 metros y la mínima de 200 metros. La organización recomienda llevar calzado cómodo, sombrero o gorra, bocadillo, agua, gafas de sol, protector solar y algo de abrigo.

El suculento almuerzo, que costará 12 euros, se celebrará en el famoso bar-restaurante de Antonio 'El Pinche', situado muy cerca de la iglesia de Murtas, una de las más grandes de la Alpujarra dotada de dos torres. El presidente de la estupenda Asociación Cultural La Casa de la Alpujarra nació en Murtas y se llama Andrés Linares. Su padre Andrés, ya desaparecido, fue un gran músico de cuerda y trovero. Tocaba maravillosamente el violín y trovaba a la misma vez. Era un ser maravilloso y, entre otras buenas cosas, se preocupó mucho por conservar y fomentar la cultura y las tradiciones folclóricas de la Alpujarra.

Pedro Antonio de Alarcón nació en Guadix en 1833 y murió en Madrid en 1891. Sus restos reposan desde hace unos lustros en el pueblo que le vio nacer. Alarcón, tan querido y mencionado por el célebre Tico Medina, fue figura clave de la novelística española decimonónica, en él se cumplió el proceso liquidador del romanticismo con la aparición de las corrientes realistas. Los libros de viajes encontraron en su pluma a uno de los mejores maestros del género.

Fotos

Vídeos