Un rescate al filo de lo imposible saca ilesos a dos montañeros por una pared de 40 metros

Tres imágenes del rescate del pasado sábado en Sierra Nevada./IDEAL
Tres imágenes del rescate del pasado sábado en Sierra Nevada. / IDEAL

Se habían perdido y no podían salir de un corralón de nieve donde quedaron atrapados en una zona próxima al Goterón y la Alcazaba, en Sierra Nevada

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBAGranada

Frío, viento, nieve y la noche a punto de caer. Ese fue el escenario de un rescate efectuado por el Sereim y la unidad de Helicópteros de la Guardia Civil el pasado sábado en una zona de cortados ubicada entre el pico de la Alcazaba y el Corral del Goterón, en las cumbres de Sierra Nevada. Los dos jóvenes, un varón de Granada y una fémina de Córdoba, lograron salir airosos de esta aventura, gracias al empeño de los guardias del Sereim que se dejaron la piel durante las cuatro horas de rescate para sacar de aquel infierno a esta pareja.

La primera llamada pidiendo auxilio se recibió a las 15 horas del sábado. Dos agentes del Sereim y el piloto de la unidad de Helicópteros pusieron rumbo a Sierra Nevada. La primera dificultad con la que chocó el equipo de rescate fue el fuerte viento que se registraba en la zona, lo cual obligó al piloto a efectuar auténticas piruetas en el aire para acercar lo máximo posible al lugar donde estaban los montañeros a los dos guardias del Sereim. El problema era el viento y que la zona donde se encontraban los dos montañeros era inaccesible para el aparato.

Los dos agentes de Montaña tuvieron que montar dos cordadas para bajar al corralón donde se encontraban los montañeros. El primer rápel de descenso fue de 35 metros y el segundo de cinco. Cuando llegaron abajo, los dos rescatados se encontraban relativamente bien. El tiempo apremiaba porque la noche se echaba encima y si el rescate se demoraba mucho el helicóptero no podía trasladarlos del vuelta.

Primer rescate en nieve

Había que subir a los rescatados por una pared vertical de cuarenta metros, con nieve, con mucho frío y con un viento infernal. Se trata del primer rescate en nieve de la temporada. No resultó nada fácil. Los agentes se tuvieron que emplearse a fondo, pero finalmente lograron sacar de aquel atolladero a los dos jóvenes.

Los montañeros salieron por la mañana de la Hoya del Portillo en Capileira, después tomaron el Refugio del Poqueira y más tarde se dirigieron a la zona del Goterón, donde quedaron atrapados tras desviarse del camino planeado en un principio. Iban ataviados con crampones en las botas para pisar en nieve y un piolet, pero de los utilizados en senderismo.

Cuando los agentes del Sereim lograron subir a la cumbre de los Crestones a los dos rescatados, después necesitaron caminar durante media hora más para alcanzar el helicóptero que los trasladó de vuelta. La pareja se quedó en la Hoya del Portillo donde tenían los coches. Una vez más, los agentes de Montaña lograron sacar de un infierno a gente, como en este caso, que dependían de estos guardias para sobrevivir y no quedar allí aislados.

Fotos

Vídeos