Rebajan la condena a un edil del PP de Ogíjares por golpear a un compañero

La sentencia del tribunal provincial estima de forma parcial el recurso de apelación de Vicente Aguilera

EFEGRANADA

La Audiencia de Granada ha rebajado de 270 a 180 euros la multa impuesta al concejal popular del Ogíjares Vicente Aguilera por un delito leve de maltrato contra el exdiputado provincial José Torrente, quien a su vez fue portavoz del edil Juan García Montero, precandidato a la presidencia del PP de Granada.

La sentencia del tribunal provincial, a la que hoy ha tenido acceso Efe, estima de forma parcial el recurso de apelación de Aguilera contra la sentencia del Juzgado de Instrucción 2 que inicialmente lo condenó por un delito leve de lesiones.

La Sección Segunda de la Audiencia revoca en parte el fallo y condena al edil como autor de un delito de maltrato a una multa de 180 euros, con la responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago, y a que indemnice a Torrente en la cantidad total de 75 euros, en lugar de la fijada en la primera instancia (600 euros).

El juzgado consideró probado que, el pasado 18 de abril sobre las 19.00 horas, Torrente estaba junto a otras personas en la puerta de la sede del PP de Granada para la presentación de las inscripciones de los electores que iban a participar en el proceso de elección de presidente de su partido.

Se acercaron entonces a la sede, entre otros, Vicente Aguilera quien, en actitud agresiva le manifestó que era un "falso y sinvergüenza" y, a continuación y sin que hubiera por parte de Torrente conducta provocativa, le propinó un puñetazo en el pecho.

Durante la celebración del juicio rápido por estos hechos, tanto la Fiscalía como la acusación particular solicitaron el pasado martes día 23 de mayo en sus conclusiones definitivas una sentencia condenatoria para Aguilera, mientras que la defensa pidió la libre absolución al entender que no se había desvirtuado la presunción de inocencia del acusado.

Torrente ratificó durante el juicio los hechos que denunció ante la Guardia Civil y aseguró que fue agredido en la puerta de la sede del partido en Granada tras recibir un puñetazo en el pecho que le causó "un fuerte dolor y un estado de ansiedad".

Por su parte, Aguilera negó los hechos y mantuvo que no hubo ningún puñetazo durante la discusión.

Fotos

Vídeos