Rafael Damián Ávila Martín se convierte en el arquitecto técnico más veterano de la Alpujarra

Rafael Damián Ávila Martín se convierte en el arquitecto técnico más veterano de la Alpujarra

A pesar de tener 71 años sigue en la brecha atendiendo los ayuntamientos de los municipios de Alpujarra de la Sierra, Cádiar y Válor

RAFAEL VÍLCHEZALPUJARRA DE LKA SIERRA

El arquitecto técnico, Rafael Damián Ávila Martín, nació en Vegas del Genil hace 71 años y desde hace un cuarto de siglo desempeña su trabajo en la Alpujarra. En un principio comenzó su andadura profesional en esta zona en una escuela taller de albañilería en el municipio de Válor. Y como le encantó la Alpujarra buscó trabajo y desde hace años atiende los ayuntamientos de los municipios de Alpujarra de la Sierra, Cádiar y Válor. Rafael Damián pernocta en Válor y posee casa en Cenes de la Vega para pasar los fines de semana.

El arquitecto técnico, Rafael Damián Ávila Martín, finalizó la carrera de Aparejador (llamada antes así) en Granada en 1974. Antes había trabajado en un taller de Granada arreglando cámaras de fotos, en la empresa constructora Agroman, restaurando monumentos, en una fábrica de mármol y en la profesión liberal con un arquitecto. Después, a través de su amigo José Cobo, encontró trabajo para dirigir una escuela taller de albañilería en Válor. Y como le gastó mucho la Alpujarra desde entonces trabaja en esta zona. Rafael Damián es un ser entrañable, bueno, muy trabajador y profesional. Uno de sus mayores amigos fue el que fuera alcalde de Válor, Juan Manuel Martos Escudero (ya desaparecido).

Rafael Damián indicó que “mientras mi cuerpo me funcione bien y tenga salud seguiré trabajando en la Alpujarra porque no tengo un trabajo físico, con lo cual se aguanta más en mi profesión. Mi trabajo consiste en asesoramiento técnico a los ayuntamientos: preparar las memorias de obras, realizar trabajos urbanistas, etcétera. También sigo trabajando porque tengo un hijo que está estudiando y tengo que ayudarle a salir adelante. Además, tengo otro hijo que me ha hecho abuelo en tres ocasiones. Mis tres nietas son preciosas y las quiero también muchísimo”.

Según este arquitecto técnico, y a modo de ejemplo, “en el año 2015 se hicieron en Alpujarra de la Sierra 111 informes de obra de mayor y menor entidad. En 2016 fueron 102 las licencias otorgadas en este municipio. A un servidor le encanta también después del trabajo conversar con los amigos, chatear y leer libros y el periódico IDEAL de papel todos los días de punta a rabo. Además, me encanta conocer todo lo que sepa a Alpujarra. Y prueba de ello es que elegimos Capileira para pasar la luna de miel, hospedándonos durante una semana en el complejo turístico de la familia Pérez Nevot”.

Fotos

Vídeos