La pedalada más dura por la Vega

Los granadinos que pedalean por la Vega hasta la India, a su paso por Suiza. /IDEAL
Los granadinos que pedalean por la Vega hasta la India, a su paso por Suiza. / IDEAL

Los jóvenes que planean llegar a la India en bici denuncian una estafa en Francia | Una campaña de 'crowdfunding' buscará fondos para 'tapar' el agujero dejado por unos contratos falsos para a vendimia

ANDREA G. PARRAGRANADA

Sabían que el viaje no iba a ser tranquilo pero no se imaginaron que les iban a estafar y menos aún en Francia. Los tres jóvenes que iniciaron en julio su aventura de pedalear hasta la India para promover el respeto al medio ambiente se dieron de bruces a primeros de septiembre con el engaño de un contrato falso y un sueldo que nunca llegaría.

Firmaron, antes de salir de Granada, un acuerdo para trabajar en Bédarieux (Francia) durante la campaña de la vendimia. Cada uno esperaba ganar más de tres mil euros. Pagaron por el contrato, que les enviaron por Internet y que le devolvieron firmado al supuesto empleador, 23,90 euros. Y, a la hora de la verdad, ni había patrón ni había viñas.

Lo han denunciado y aparecieron en medios de comunicación galos. Tras el varapalo, trabajaron unos seis días en otra finca de uvas y emprendieron camino a Suiza. A través de un contacto de uno de ellos, consiguieron trabajo durante unos cinco días en una finca agrícola limpiando una nave, en un pueblo cerca de Zúrich.

Ya se ha terminado la faena. Esperan partir en unos días hacia Austria donde tienen también una conocida que esperan que les pueda conseguir alguna faena. La estafa les ha trastocado todo el proyecto a estos jóvenes de la plataforma Vega Educa-Salvemos la Vega. «No vamos a abandonar», dice al otro lado del teléfono Iván González. Este joven, que ha cursado el ciclo de actividades físicas y deportivas, admite que esperaban todo tipo de vicisitudes en alguno de los países más controvertidos por los que tienen previsto pedalear, pero no lo que nos ha pasado. No puede evitar que se les escape al otro lado del hilo telefónico: «Joder y en Francia». Junto a Iván González va Martín Jurado, estudiante de Ingeniería Mecánica en Valencia; y Álvaro Peña, que también ha cursado el ciclo superior de actividades físicas.

Adiós al Parlamento

Por el momento, el tiempo que tenían previsto para ir a Bélgica, al parlamento europeo, lo han perdido. Iván González lo lamenta: «No podemos ir porque no tenemos dinero tampoco». Su intención era ir a intentar desarrollar alguna acción en defensa del medio ambiente porque, según subraya González, el viaje en bici es «para defender el medio ambiente». Son pedaladas a favor de la vega de Granada y del medio ambiente, repite, en general.

A la pregunta de si van a volver y dejar el proyecto sin terminar, Iván González no duda un segundo en contestar: «No, no, no... seguimos en la bici y en el proyecto». Reconoce que el plan que tenían diseñado se ha alterado por completo y que no lo están pasando bien, pero seguirán buscando trabajo para recaudar dinero.

En los próximos días, a través de la Vega Educa-Salvemos la Vega, se va a poner en marcha una campaña de 'crowdfunding' en la plataforma Verkami.com. Esperan la ayuda de mucha gente.

A través de conocidos y de gente cercana al proyecto en defensa de la vega granadina les han enviado hace unos días, uno 300 euros. «Gente del barrio -Zaidín- ha dado dinero y algunos amigos», anota.

Países difíciles

Al mismo tiempo reafirma que siguen. Turquía o Irán, entre otros, son otros de los países a los que esperan llegar. En algún país como Afganistán o Pakistán no creen que les dejen entrar y por eso planean coger un vuelo hasta India.

Para finales de enero o primeros de febrero tienen previsto llegar a su destino. La intención es estar medio año recorriendo el país. El proyecto se había diseñado hasta la India porque en junio habían firmado el contrato con el patrón de la vendimia con el que se iban a costear el viaje, que están haciendo en bici y con tienda de campaña. Ahora tendrán que seguir pedaleando y buscando trabajo. A través del 'crowdfunding' también esperan un buen espaldarazo.

Hasta el verano de 2018 no tienen previsto regresar a Granada. Su proyecto sigue en marcha y ellos continúan dándole a los pedales en defensa del pulmón verde de la capital y su área metropolitana y del medio ambiente en general. Esta es la cuarta expedición de pedaleando por la vega. Otros años han recorrido otras rutas diferentes. Siguen el camino con la tienda de campaña a cuestas y con las piernas fuertes para darle a la bici. Y esperando el apoyo de los granadinos o no granadinos que quieran arrimar el hombro.

Fotos

Vídeos