Panadería Gerardo de Órgiva invierte 250.000 euros en equipamiento para sus nuevas instalaciones industriales

El obrador elabora una rica variedad de panes con materias primas de origen ecológico para atender también a clientes de más de cincuenta países asentados en la Alpujarra

RAFAEL VÍLCHEZÓrgiva

Panadería Gerardo ha invertido 250.000 euros en el equipamiento de sus nuevas instalaciones industriales situadas en Órgiva con el objetivo de poder incrementar la producción para así atender la creciente demanda de sus productos ecológicos y saludables por parte, principalmente, de sus clientes de más de medio centenar de países diferentes residente en la zona de la Alpujarra. El primer despacho y obrador de Gerardo, creado hace 22 años, seguirá también en activo. Seis personas trabajan en esta empresa. Gerardo no descarta ampliar la plantilla.

A la inauguración del nuevo obrador han asistido clientes y profesionales como el panadero de León, conferenciante y jefe de formación de la Escuela de Panadería de Madrid hasta 2009, Miguel Flecha; el presidente de la Asociación de Pan Tradicional Granadino y propietario de Panadería la Ermita de Dúrcal, José Antonio Sánchez; el dueño de Panadería Molino, de Motril, Carlos Molina; el panadero Victoriano Soto, de Exfiliana; el delegado comercial de la empresa francesa Bongard, Domingo Daniel Sánchez; el dueño de Panadería la Gracia de Dios, de Granada, Antonio Manuel García; el técnico y el gerente de Unión Harinea, José Manuel Morales y Rafael López, respectivamente; el responsable de Panadería Pastelería Peinado, de Chauchina; y el panadero y primer maestro de Gerardo, José Ruiz, de Alfacár.

Panadería Gerardo cuenta con las certificaciones: Panadería Ecológica y Pan Tradicional Granadino. También, forma parte de la Red de Turismo Creativo, con sede en Órgiva. Panadería Gerardo dispone de un importante nicho de clientes de más de medio centenar de países residentes en la Alpujarra. Además, muchos de sus ‘panes de cortijo’ (que no se ponen duros en una semana) son enviados por transporte urgente a sus clientes de Barcelona, Madrid, Galicia, Murcia…Gerardo utiliza una veintena de clases de harina para confeccionar medio centenar de productos ecológicos sin aditivos ni ingredientes modificados genéticamente, solo con masa natural. Además, ofrece un gran surtido en pastelería tradicional, tartas, bollería y croissanteria.

En los años 40 del pasado siglo el abuelo paterno de Gerardo, llamado como él, dejó Motril para establecerse con su familia en Órgiva, donde después de probar en varios negocios, montó la Pastelería la Esperanza, en honor a su mujer. Años después se hicieron cargo del negocio pastelero su hijo Gerardo y su mujer Rosa. A corta edad Gerardo (la tercera generación de obradores) aprendió a hacer pan por la noche en el obrador de sus padres cuando ellos descansaban. Así entró el joven Gerardo en el apasionante mundo de la tahona. Después mejoró y perfeccionó su profesión en Alfacár de la mano de José Ruiz. María del Carmen, la mujer de Gerardo, se encarga de confeccionar los molletes, hamburguesas y pasteles. En Órgiva existen cinco estupendas panaderías.

Fotos

Vídeos