Un padre denuncia el secuestro de sus dos hijos y la Guardia Civil comprueba que es falso

Mensaje emitido ayer por la Policía en las redes sociales para frenar los bulos./IDEAL
Mensaje emitido ayer por la Policía en las redes sociales para frenar los bulos. / IDEAL

La furgoneta blanca de los supuestos secuestradores apareció en Guadix y sus ocupantes dijeron que habían sido víctimas de un intento de robo en El Marchal

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBAGRANADA

Un individuo de la localidad de El Marchal, en la comarca de Guadix, denunció el domingo por la tarde el intento de secuestro de dos de sus hijos por parte de los ocupantes de una furgoneta de color blanco, marca Hyundai y matrícula portuguesa. Según los denunciantes, los ocupantes del vehículo habían montado a los dos menores en el interior para llevárselos cuando un familiar logró romper una ventanilla y recuperar a los menores. Según la denuncia, los portugueses se marcharon del lugar sin dejar rastro.

Con el clima social tras la desaparición del pequeño Gabriel en la pedanía nijereña de las Hortichuelas (Almería) y tras recibir esta denuncia la tarde del domingo, se encendieron todas las alarmas. Tal fue el pánico sembrado que incluso una edil de la comarca emitió un audio por las redes sociales avisando de que la noticia del secuestro «no era un bulo» y pidiendo prudencia a todas las familias para estar vigilantes con sus vástagos.

La Guardia Civil empezó a buscar la furgoneta y tardó poco en encontrarla. Estaba en Guadix y de allí no se había movido tras salir escopeteada de El Marchal. Aunque la versión de los dos ocupantes del vehículo dista mucho de la mantenida las supuestas víctimas de este falso secuestro. El patriarca de esta familia tiene, al menos, 25 hijos con varias mujeres.

La Guardia Civil descartó la noche del domingo la versión del secuestro tras hablar con los dos portugueses y después de las incongruencias mostradas por el patriarca de la familia a la hora de repetir el relato de los hechos y de contestar a las preguntas.

Los portugueses, ocupantes de la furgoneta blanca, aseguraron que tomaron una salida de la A-92 y acabaron en El Marchal. Una vez allí, sacaron sus cámaras de fotos para retratar el paisaje y vieron como les rompían el cristal de la furgoneta e intentaban robarles, por ello decidieron salir de allí lo antes posible. Los agentes de la Guardia Civil tenían ayer por la mañana en el puesto de Guadix a la pareja de portugueses, así como a los denunciantes del supuesto rapto. Y lo más claro que había era que no existió secuestro. Queda por ver si habrá detenidos o investigados por este suceso, que ocurre en un momento muy tenso tras la desaparición del pequeño Gabriel.

«Alarma innecesaria»

El subdelegado del Gobierno, Francisco Fuentes, ha hecho referencia en un comunicado de prensa a que se frene la emisión de «bulos» por las redes sociales, porque «pueden provocar una alarma innecesaria». Además de este caso, según recuerdan en la nota de subdelegación, se han registrado otros avisos de falsos secuestros «por la zona de Baza», aunque sólo se han denunciado por las redes sociales sin llegar a formalizarse la denuncia oficial. Pese a ello, las fuerzas de seguridad han comprobado cada uno de estos avisos para comprobar si eran o no verdad.

Fotos

Vídeos