Órgiva se prepara para celebrar el próximo jueves y el viernes sus fiestas en honor al Santísimo Cristo de la Expiración

Órgiva se prepara para celebrar el próximo jueves y el viernes sus fiestas en honor al Santísimo Cristo de la Expiración

La imagen del patrón de la comarca de la Alpujarra ha sido restaurada recientemente por Dionisio Olgoso Moreno

RAFAEL VÍLCHEZÓRGIVA

Tal como ocurre desde el año 1599, Órgiva se prepara para celebrar a lo grande sus famosas fiestas en honor al milagroso y muy venerado Santísimo Cristo de la Expiración durante dos días: el jueves y el viernes próximo. También, el sábado, tendrá lugar a las doce del medio día la subida de la imagen al altar mayor de la iglesia consagrada a Nuestra Señora de la Expectación.

Recientemente el prestigioso restaurador de obras de arte, Dionisio Olgoso Moreno, ha precisado un mes de trabajo para restaurar la imagen de madera del Santísimo Cristo de la Expiración de Órgiva en una sala de la iglesia de Órgiva. Después la imagen fue subida al altar mayor después de la celebración de la santa misa oficiada por Rafael España. Hubo una gran explosión de cohetes y tracas. La estremecedora y valiosa imagen tiene 156 centímetros de altura por 132 centímetros con los brazos extendidos. La cruz mide 300 centímetros de alta por 170 centímetros de ancha. La última vez que fue restaurada la imagen fue en 1993 en un piso de Órgiva, situado encima de los bajos de ‘Muebles Romera’ (ahora ‘Muebles Alpujarra’).

Según Dionisio Olgoso Moreno “la madera de la imagen del Santísimo Cristo de la Expiración de Órgiva que constituye el soporte de la escultura no presentaba daños intrínsicos siendo su estado general bueno. Pero sí se observaban grietas originadas por la junta entre embones de madera normales en la talla de una escultura con estas características. Y no se observa ataque de insectos xilófagos”.

Sobre el estado de conservación de la policromía, Dionisio Olgoso Moreno, manifestó que “dentro de las tareas de conservación propuestas la policromía de la imagen presentó daños naturales del uso y el culto. El roce producido por el paso de las manos sobre la policromía llevó a su desgaste y depósitos de residuos grasos y manchas localizadas sobre todo en las rodillas con especial desgaste en la rodilla derecha. El pié izquierdo obviamente también presentaba los mismos daños pues la devoción de las personas les invita a tocar las zonas descritas”.

En los trabajos de restauración y conservación se ha procedido, entre otras cosas, al sellado de las grietas de los hombros de la imagen. Este sellado ha consistió en poner a nivel y dejar una junta de dilatación debajo impacto visual. El material es estuco tradicional de sulfato cálcico con cola orgánica con un punto de elasticidad. “Las grietas –según Dionisio Olgoso- son juntas de dilatación que siempre suelen aparecer con el tiempo. El sellado de grietas fue la misma operación del soporte. También, se ha llevaron a cabo una limpieza superficial de polvo en toda la escultura y la cruz con brochas de cerda suaves y aspiración controlada. Además, se procedió a la limpieza química para realizar un desengrasado con alcohol isopropílico mediante pequeños hisopos y controlando”.

Emoción, fervor desbordante, redoblar de tambores y campanas, rezos, promesas, cánticos, estruendosos derroches de pólvora, lagrimas en las mejillas, vivas, calles y plazas repletas de fieles… Todos los años, como ocurre desde 1599 en la ciudad de Órgiva, se celebran las fiestas en honor al Santísimo Cristo de la Expiración, patrón de la comarca de la Alpujarra y no de Órgiva ya que su patrón es San Sebastián.

Fotos

Vídeos