Mecina Alfahar se prepara para celebrar sus fiestas patronales en honor a San Antonio Abad

Mecina Alfahar se prepara para celebrar sus fiestas patronales en honor a San Antonio Abad

Este pueblo alpujarreño fue en otros tiempos muy famoso en la Alpujarra gracias a sus alfarerías

RAFAEL VÍLCHEZ MECINA ALFAHAR

Los vecinos de Mecina Alfahar se preparan para celebrar sus antiquísimas fiestas patronales en honor a San Antonio Abad los días 12, 13 y 14 del presente mes de enero. La comisión de las fiestas de este año la forman José Jesús García, Antonio Jiménez, Sandra Jiménez, Antonio López y Juan Luis Fernández. La reina de las fiestas será Aurora García y sus damas de honor Ana Belén Martínez y Amira. En estas fiestas el párroco bendice en la puerta de la iglesia a los animales domésticos y mascotas que le hacen llegar los vecinos del pueblo. En la noche de la víspera prenden fuego a un gigantesco chisco.

A lo largo de los tres días de fiesta habrá la bajada de la imagen de San Antonio Abad, degustación de chocolate, dianas y conciertos, despierte por las calles a las seis de la madrugada con laudes y guitarras, procesión, fuegos artificiales, degustación de productos del cerdo a la brasa donados por el Ayuntamiento de Válor, carrera de cintas, veladas musicales con la ‘Orquesta Andalus’, el ‘Trío Sabor a Menta’ y la ‘Orquesta Boreal, actuación del cantante Andrés Benete, entre otras cosas.

Mecina Alfahar fue municipio independiente hasta que en 1943 se fusionó con el municipio alpujarreño de Válor. El antiguo pueblo de los alfareros se encuentra a 901 metros de altitud sobre el nivel del mar y tiene 118 habitantes. Su iglesia posee un valor extraordinario. En este lugar se pueden degustar exquisitos platos y realizar senderismo.

A finales de 1570, una vez desbaratada la rebelión morisca, todos los musulmanes fueron expulsados de Mecina Alfahar y de otras zonas del Reino de Granada. Después el pueblo de los artesanos fue repoblado con 25 familias procedentes, principalmente, de Galicia y las dos Castillas. En aquellos tiempos Mecina Alfahar tenía muchas alfarerías, dos molinos de grano y un molino de aceite.

Mecina Alfahar es un pueblo muy tranquilo y con inmejorables vistas. Sus gentes son muy trabajadoras y hospitalarias. El agua de sus fuentes es superior. En otros tiempos, hace 174 años, tenía 70 casas, 19 de ellas en estado ruinoso, 336 habitantes, una calle, dos plazas, cárcel, una iglesia, dos fuentes, una ermita consagrada a San Antón en la Plaza Alta, un molino harinero y otro de aceite y un cementerio. La gente vivía del campo, la ganadería y la artesanía. La seda que producía este pueblo era muy codiciada y de buena calidad. También hace siglos el pueblo de Mecina Alfahar se hizo famoso dentro y fuera de la Alpujarra gracias a sus maestros alfareros.

Fotos

Vídeos