Mata a su cuñado tras clavarle una barra de hierro y después se entrega

Bomberos y Guardia Civil en la zona donde ardió un contenedor en Iznalloz ayer. /Alfredo Aguilar
Bomberos y Guardia Civil en la zona donde ardió un contenedor en Iznalloz ayer. / Alfredo Aguilar

La Guardia Civil efectúa un amplio despliegue en Iznalloz para evitar enfrentamientos por esta muerte violenta, la segunda registrada en Granada apenas seis días

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBAGRANADA

Un joven de 27 años murió ayer después de que un cuñado suyo le clavara una barra de hierro en el pecho en la plaza de la Iglesia de la localidad de Iznalloz. El fallecido llegó muy grave, pero con vida al centro de salud de esta localidad. Poco después fallecía. La víctima de este homicidio deja tres hijos huérfanos.

Los hechos sucedieron sobre las 19.20 horas, después de una acalorada riña familiar que parece ser el detonante de este crimen. El agresor discutió porque lo habían desalojado de un habitáculo donde tenía establecida su residencia, al parecer una cochera. A partir de ahí empezó una trifulca que terminó con el riel de hierro de una cortina clavado en el pecho de la víctima. Los dos eran cuñados y residían en el barrio de Las Peñas del municipio de Iznalloz.

El herido logró ser auxiliado por vecinos, que pudieron trasladarlo al centro de salud de Iznalloz, donde los facultativos hicieron grandes esfuerzos para intentar mantenerlo con vida, aunque finalmente el herido falleció. Conforme pasaban los minutos, cada vez se iban concentrando más personas en las puertas del centro de salud acatucitano a la espera de noticias sobre el estado del agredido. Muchos vecinos de la barriada de Las Peñas y ediles del PP -incluida la alcaldesa del municipio, Ana Belén Garrido-, Podemos o PSOE se acercaron al centro de salud cuando se supo que este joven ya había fallecido como consecuencia de las heridas que presentaba.

La Guardia Civil efectuó un amplio despliegue en el centro de salud y alrededores para templar los ánimos de los allí congregados.

Los agentes de la USECIC de la Guardia Civil no necesitaron hacer uso de la fuerza para disuadir a los allí concentrados de cualquier intento de enfrentamiento con los más allegados al núcleo familiar del agresor. Los guardias también establecieron controles en otros puntos del municipio como en la barriada de Las Peñas, zona de la iglesia y en un área próxima destinada a aparcamientos, donde los bomberos tuvieron que acudir a apagar un pequeño incendio declarado en un contenedor de residuos de plástico. Este fue uno de los incidentes que se registró poco después de conocerse el fallecimiento de la víctima. Los bomberos del parque de Iznalloz apagaron el fuego en pocos minutos, mientras que varias patrullas de la Guardia Civil se personaban en la zona discretamente con sus vehículos sin necesidad de actuar.

Apenas media hora después de registrarse el homicidio y cuando ya corría la noticia de que el herido había muerto, el autor confeso de los hechos se entregaba ante la Guardia Civil. Al cierre de esta edición, permanecía detenido en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil. Su traslado a las dependencias del instituto armado en Granada fue inmediato para evitar mayores problemas en la localidad ante posibles enfrentamientos.

Antecedentes

El detenido tiene antecedentes y parece ser que vivía en unas condiciones deplorables en una cochera ubicada en la barriada de Las Peñas de Iznalloz. Vecinos del arrestado contaron a IDEAL que es el cuñado del fallecido y vivía casi en la indigencia. Se trata de un varón de edad similar al del finado y vecino de éste en la misma barriada.

El despliegue policial en Iznalloz continuaba ayer al cierre de esta edición. El centro de salud se encontraba con mucha gente concentrada en su exterior sobre las diez de la noche esperando la salida del cadáver en el coche fúnebre para su traslado al Instituto de Medicina Legal (IML) donde hoy por la mañana se le practicará la autopsia para determinar cuál fue la causa exacta de la muerte de la víctima.

La Guardia Civil seguramente no entregará, al menos hoy, al detenido en espera de conocer los resultados de la autopsia y de tomarle declaración al autor confeso de los hechos. Dispone de 72 horas de plazo para entregarlo en sede judicial.

Este crimen es el segundo registrado en la provincia de Granada en apenas seis días, después del homicidio de la joven María del Mar en el Campo de Tiro de Las Gabias. Ninguna de estas dos muertes violentas están vinculadas con hechos más propios del mundo delincuencial, como son los casos de drogas o ajustes de cuentas. La de la joven de Las Gabias, por lo que se va sabiendo, fue a manos de su pareja que sufría un serio trastorno psíquico, mientras que la de ayer es producto de una riña familiar entre dos cuñados.

Fotos

Vídeos