Cada juzgado de Santa Fe tiene tramitándose el triple de asuntos que uno de la capital

El trabajo sale gracias al sobresfuerzo de jueces, funcionarios y secretarios.
El trabajo sale gracias al sobresfuerzo de jueces, funcionarios y secretarios. / Alfredo Aguilar

Los tres magistrados admiten que están «desbordados» y ven imprescindible el cuarto órgano, que por fin está previsto

YENALIA HUERTASGRANADA

El 'paisaje' de los juzgados de Santa Fe se dibuja con montañas de expedientes, un mar de asuntos pendientes de resolver y el cuarto órgano de Primera Instancia e Instrucción aún en las nubes. Si el trabajo sale es gracias al sobresfuerzo de los tres magistrados que llevan las riendas de los órganos existentes, así como de los secretarios judiciales y de los funcionarios. Pero pese a su extraordinario compromiso y responsabilidad, que les obliga a echar horas de más y a llevarse incluso el trabajo a casa, la situación de saturación es tan real como la vida misma.

Los últimos datos publicados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) -que es el máximo órgano de gobierno de los jueces- pintan perfectamente el cuadro de la situación que viven estos juzgados, donde, sin embargo, la presión por el cúmulo de expedientes no va unida a una tensión en el trato. A pesar de que se confiesan «agobiados», los funcionarios afrontan cada jornada con un talante admirable. Comprenden las quejas del ciudadano y hacen todo lo que pueden para que el atasco que genera el enorme volumen de asuntos que reciben perjudique lo menos posible al justiciable.

1.220
Es la media de asuntos que se está tramitando en cada órgano judicial santaferino
455
En cada uno de los juzgados del Partido Judicial de Granada está esta media de casos en trámite

En Santa Fe hay tres juzgados de Primera Instancia e Instrucción, también llamados mixtos. Esto significa que conocen tanto los casos penales como los civiles; es decir, que llevan desde una investigación por el robo de un coche hasta la reclamación de una deuda. Según las estadísticas antes referidas, cada uno de los juzgados santaferinos tenía en trámite al final del primer trimestre de este año una media de 1.220 asuntos (una media por juez de 843 casos civiles y 377 penales).

«Es muy difícil explicar a un cliente por qué tarda su expediente en incoarse y en tramitarse» Blanca López del Moral | Procuradora

Si los juzgados del partido judicial de Granada que conocen asuntos de la misma naturaleza (la tabla incluye: 15 de Primera Instancia, 3 de Familia, 2 de Violencia sobre la Mujer y 9 de Instrucción) tenían en trámite al acabar el trimestre una media por órgano de 455 asuntos -515, los del orden civil, y 264 los del orden penal-, la comparación revela que cada juez de Santa Fe tenía en trámite el triple de asuntos que uno de la capital.

«Los profesionales, la verdad, es que sufrimos mucho la sobrecarga de trabajo que tienen estos juzgados, porque los procedimientos no van hacia adelante como nos gustaría», indica la procuradora Blanca López del Moral, que reconoce que es difícil explicar a un cliente por qué su expediente tarda en incoarse y tramitarse. En cuanto los tiempos, si se comparan los de Santa Fe con los de Granada, asegura que «se nota la diferencia. La justicia, aunque nos gustaría que fuese más rápida, no lo es. Aquí en Santa Fe el atraso es bastante considerable en relación con otros partidos judiciales», agrega.

«Los pleitos se hacen eternos y no te da tiempo a ir sacando ni siquiera lo que va entrando» Juan Carlos Pérez Funcionario

Para esta procuradora sería conveniente que se crease el cuarto juzgado de una vez. Su materialización parece por fin estar cerca. A finales de julio, se hizo público que este nuevo órgano se incluye en el borrador del Real Decreto por el que el Gobierno prevé crear 89 unidades judiciales dentro de la programación de 2017 para adecuar la planta judicial a las necesidades existentes. En el edificio de Santa Fe ya tienen el espacio reservado para ese anhelado nuevo órgano: iría donde ahora se hallan las dependencias de los procuradores.

Para Antonio García, delegado del sindicato SPJ-USO -mayoritario en justicia- no haría falta uno sino dos órganos de nueva creación en Santa Fe. «Nosotros pedimos incluso dos, porque tienen una carga de trabajo que es la mayor que hay en los juzgados de toda España, no sólo de aquí de Andalucía», subraya el representante sindical, tras recalcar que actualmente «triplican» los módulos de trabajo establecidos por el CGPJ.

«La incidencia de la violencia de género es mayor que en otros juzgados mixtos» Pedro Hernández | Juez

De hecho, la propia memoria del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de 2016 destaca que desde 2012 los juzgados de Santa Fe «superan ampliamente la carga de entrada en ponderación media», y considera «prioritario aumentar la dotación de plazas judiciales en este partido o, en su caso, durante 2017 mantener o iniciar medidas de refuerzo» mediante Jueces de Adscripción Territorial (JAT).

Dentro de los tres juzgados santaferinos, hay uno que tiene todavía más trabajo que los demás. Se trata del número 2, que asume, aparte de los asuntos civiles y penales 'normales', los casos de violencia sobre la mujer. Su secretaria -ahora llamada letrada de la Administración de Justicia- es María Dolores Escudero Puga, que da fe de esa sobrecarga especial. «El volumen de entrada que tenemos los tres juzgados se ve acrecentado en el caso nuestro porque prácticamente tenemos detenidos de violencia casi a diario. Tienes que conciliar lo que es la tramitación normal de cualquier otro juzgado del partido de Santa Fe con el añadido de la violencia de género». En lo que va de año ya se han superado las 80 diligencias urgentes por malos tratos. A los asuntos civiles como los impagos de préstamos hipotecarios, los procedimientos ordinarios de cláusulas abusivas y los procesos de ejecución hipotecaria por no pagar los préstamos de las casas, hay que sumar luego las investigaciones por delito. «Es verdad que son partidos conflictivos y hay un incremento de diligencias penales, porque son ciudades dormitorio donde la población de hecho es mucho mayor que la de derecho», indica Escudero.

'Caso Marchelo'

Una de las investigaciones por delito más antiguas que se tramitan en Santa Fe es la del 'caso Marchelo', un viejo asunto de presunta corrupción urbanística en Alhendín que lleva atascado una década en el juzgado de Escudero. Su juez es Pedro Hernández, quien pone de relieve que «sólo los asuntos civiles triplican la carga normal de trabajo de un juzgado de instrucción», por lo que lo lógico en un juzgado saturado es que se den «disfunciones». Éstas son, como señala, «una consecuencia inevitable de esa sobrecarga», que se lleva con un esfuerzo por parte de todo el mundo digno de elogio. Sin embargo, como admite, pese a ese esfuerzo generalizado «no se consiguen unos resultados que satisfagan a los que estamos aquí trabajando, ni a los ciudadanos ni a quien requiera de los juzgados una respuesta rápida y eficaz, que en estas condiciones se hace difícil». La jueza del número 3, María Dolores Segura, que además es la decana del partido judicial, reconoce que hay mucho más trabajo que en otros partidos judiciales. «Estamos desbordados completamente», confiesa.

«Cuando se creó el 3 ya tenía que estar creado, y cuando se cree el 4 ya tendríamos que tener el 5» María Dolores Escudero | Secretaria

El juez del 1 es Luis Navarro, que lleva en Santa Fe unos tres meses y medio como juez sustituto y ha tenido tiempo más que suficiente para comprobar el atasco que existe. En cualquier caso, él lo conocía de antes y ya sabía lo que se iba a encontrar. «Son unos juzgados con muchísima carga de trabajo y complejos. Los asuntos que hay aquí son tanto civiles como penales. No tenemos una especialización, que sería conveniente para trabajar con mayor rigor los asuntos, pues es muy difícil abarcar tantísima materia», advierte. Navarro revela que se lleva trabajo a casa, «y los fines de semana, también». En su caso pone una media de «dos sentencias al día», aparte de los autos y providencias que hay que dictar a diario.

«Tienen una carga de trabajo que es la mayor que hay en todos los juzgados de España» Antonio García | Delegado SPJ-USO

Aunque este sea el panorama, a los jueces sustitutos, según Navarro, no les asusta ser llamados a Santa Fe. «Más que esa inquietud, la que tenemos los jueces sustitutos es que nos llamen, que nos llamen a trabajar, porque últimamente no hay muchas posibilidades. No tenemos ninguna objeción a trabajar donde sea».

La saturación de trabajo genera estrés, el que acumulan, pese a su buena disposición, los funcionarios de estos tres órganos. Juan Carlos Pérez Martín es tramitador en el número 1 y opina que «no es justo» que un ciudadano que viva en el partido judicial de Santa Fe no tenga las mismas oportunidades que el que vive en Granada. «En materia civil, llevamos el mismo número de procedimientos que cualquier juzgado de Primera Instancia de Granada, con la diferencia de que nosotros somos 4 y ellos son 10», se queja Pérez, para quien la situación es «penosa», ya que «los pleitos se hacen eternos y no te da tiempo a ir sacando ni siquiera lo que va entrando».

«Los asuntos son tanto civiles como penales; no tenemos una especialización» Luis Navarro Juez | sustituto

La desesperación de la plantilla se tradujo en una concentración hace algunas semanas. Fueron convocados por SPJ-USO para reivindicar por enésima vez el nuevo juzgado ahora previsto. «No es lo mismo repartir entre tres que entre cuatro: se podría prestar un mejor servicio y más rápido», recuerda Pérez, que tiene en su cajón todavía ejecuciones civiles pendientes del año 1992. Ya ha llovido.

Fotos

Vídeos