La investigan en Granada por falsear contratos de rebusca para vender aceitunas robadas

También ha sido investigado un agricultor de Alcalá la Real por facilitar los datos de los propietarios de las fincas que aparecían en los contratos falsos

EFEGRANADA

La Guardia Civil investiga a una mujer de 68 años y dueña de un puesto de compra de aceitunas por falsificar contratos de rebusca de este producto para poder introducir en el mercado olivas de procedencia ilícita.

Según ha informado en un comunicado este cuerpo armado, la mujer tiene un puesto de compra de aceituna en el área metropolitana de Granada y falsificó presuntamente contratos de rebusca para poder introducir en el mercado aceituna de ilícita procedencia.

En el marco de esta causa, la Guardia Civil ha investigado también a un agricultor de Alcalá la Real de 66 años como presunto autor de un delito de revelación de secretos ya que habría sido el encargado de facilitar los datos de los propietarios de los olivares que aparecían en los contratos falsificados.

Los agentes han vigilado especialmente en la última campaña el transporte y la entrega del fruto, y ha exigido tanto a los agricultores como a los compradores que quedara perfectamente justificado el origen y propiedad de la aceituna transportada.

Este control se ha intensificado en los puestos de compra de aceituna, ya que estos son los que habitualmente utilizan los delincuentes para vender la aceituna sustraída.

El equipo Roca descubrió durante las inspecciones que en el puesto de la investigada había un número inusualmente alto de contratos de rebusca, contactaron con los propietarios de las fincas que aparecían en ellos y descubrieron que al menos cuatro habían sido falsificados.

La Guardia Civil sospecha que estos contratos falsos han servido a sus poseedores para justificar el transporte y la venta de aceituna robada.

Fotos

Vídeos