El nuevo plan de Ikea para instalarse en Granada

Terrenos en Pulianas donde se barajó inicialmente la ubicación de Ikea. / RAMÓN L. PÉREZ

Los responsables del centro comercial Nevada y la firma sueca han mantenido contactos para que la compañía desembarque en Armilla

Á. PEÑALVERGRANADA

«Granada sigue presente entre los planes de expansión de Ikea España y se continúa estudiando el mercado de cara a un posible proyecto en la provincia. Desde 2015, ya se cuenta con un punto de recogida de mercancía, ubicado en Albolote». El entrecomillado es fiel a lo que expresaron recientemente a IDEAL fuentes oficiales del gigante sueco, pese a que en la provincia haya calado la sensación de que Granada ha perdido su oportunidad tras 10 años esperando a la firma de decoración. El pesimismo cundió especialmente después de que la marca anunciara el verano pasado que abrirá una de sus cotizadas tiendas en la capital almeriense en el horizonte de 2020.

Pero esa apertura en la provincia vecina no conlleva la sepultura del proyecto granadino. De hecho, según fuentes próximas a la negociación, la firma sueca y la dirección de Galerías Comerciales -del centro comercial Nevada- han mantenido contactos para analizar la instalación de la firma nórdica en el complejo inaugurado por el empresario Tomás Olivo hace ahora un año, en una zona que aún está por explotar y que originalmente iba destinada a un gran supermercado. De hecho, una amplia delegación de Ikea se ha desplazado recientemente hasta el Nevada.

Mientras la historia de Ikea en Almería ha tenido un final rápido y feliz, en Granada, donde ya anunció su interés por desembarcar allá por 2006, aún se espera la puesta en escena definitiva después de que en 2015, nueve años más tarde de su primer intento, se aparcara la idea de ubicarse en Pulianas, cerca de Kinépolis, «debido a las exigencias urbanísticas y económicas».

Pulianas también ha resuelto los problemas urbanísticos que afectaban a su parcela

La situación de los terrenos, principal escollo que siempre tuvo este asunto, se desbloqueó en 2016 y el verano pasado (2017) la firma tuvo sobre su mesa la constatación en firme y por escrito de la nueva reparcelación aprobada tanto por los propietarios como por el Ayuntamiento. Pero Ikea ha recibido propuestas de numerosos municipios, conscientes del desarrollo que lleva parejo un proyecto de este tipo. Ahora se suma Armilla.

Accesos y demanda

Los accesos al recinto Nevada y el estudio de mercado, la demanda, son dos de los aspectos que están siendo analizados por los técnicos de la cadena de muebles para dar un 'sí' o 'no' a Tomás Olivo, según fuentes cercanas a la negociación.

En Almería, sin lugar a dudas, la noticia económica del año ha sido la de la llegada de Ikea. Así, de sopetón, casi sin esperárselo los vecinos. Allí se crearán alrededor de 800 empleos e invertirán 65 millones. Ikea pilotará la primera fase del parque de medianas superficies de La Rambla con una tienda de unos 20.000 metros.

Su capacidad de atraer público y de generar negocio es tal que desde el Ayuntamiento almeriense lanzaron las campanas al vuelo y consideraron que su apertura, en el horizonte de 2020, va a tener un efecto de contagio positivo para el resto del comercio local.

Ikea logró una facturación de 1.466 millones de euros al cierre de su ejercicio fiscal, entre el 1 de septiembre de 2016 y el 31 de agosto de este año, lo que supone un incremento del 5,9 por ciento, al tiempo que la plantilla alcanzó la cifra de 8.676 empleados, con la creación de 518 nuevos puestos, en su cuarto año consecutivo de incremento, reflejo de su papel empleador en España, según informó ayer la multinacional sueca y recogió Europa Press.

Por otro lado, la firma está inmersa en un proceso de transformación digital que supone el paso de un modelo de tiendas tradicionales a un modelo de 'omnicanalidad', con nuevos puntos de encuentro como tiendas en el centro de las ciudades, 'pick up points' o la compra 'online'.

Fotos

Vídeos