Hundidos en un mar de luto

Una familia de Pedro Martínez permaneció 84 años sin salir de casa después de que asesinaran a su hija