El homicida de Fuente Vaqueros, tras ser detenido: «Sois todos unos chivatos»

Lugar en el que se produjo el crimen./EFE
Lugar en el que se produjo el crimen. / EFE

Una pareja de la Policía Local de este municipio y un agente de la Guardia Civil arrestan a este individuo, que estaba escondido en una casa okupa de la localidad

J. R. VILLALBAGRANADA

Dos policías locales de Fuente Vaqueros y un guardia civil lograron detener ayer al presunto homicida de un varón, ocurrido la pasada madrugada del sábado en el citado municipio. El arrestado estaba escondido en el patio de una vivienda ubicada en la calle Río Guadalquivir de Fuente Vaqueros, una casa habitada por okupas de esta localidad y donde se encontraba en compañía de otra persona que supuestamente cubría su escondite.

Los agentes de la Policía Local de Fuente Vaqueros recibieron una información de un vecino que situaba al detenido en una casa de la calle Río Guadalquivir. Un guardia civil había requerido a los dos policías para que le informaran del lugar donde se encontraba un centro educativo de Fuente Vaqueros al que tenía que acudir para dar una charla. Mientras solicitaba esta información, los policías locales estaban recibiendo por radio la información sobre el entorno donde se podía encontrar escondido este individuo. El guardia civil los invitó a subir al coche oficial del instituto armado y se sumó a la búsqueda.

Los tres pusieron rumbo a la calle Río Guadalquivir. Uno de los policías locales se quedó en el exterior de la calle para evitar la huida del presunto homicida en el hipotético caso en que decidiera salir fuera de la vivienda, mientras que el guardia civil y el otro policía local se encaramaron a lo alto del muro de una vivienda para ver si veían en los patios colindantes de otras casas al presunto homicida.

Hacía tan sólo dos años que salió de prisión tras cumplir una larga condena por otros delitos

La situación no era nada cómoda, ya que no se descartaba que este individuo fuera armado y decidiera repeler a balazos la visita de los agentes. El guardia civil y el policía local de Fuente Vaqueros, ambos armados, le dieron el alto y lograron arrestarlo. El detenido, con un amplio currículo delictivo, tras pasar por la cárcel -llevaba fuera sólo dos años- opuso un poco de resistencia pero finalmente los policías locales lograron ponerle los grilletes.

Contra los vecinos

Cuando lo sacaron al exterior de la vivienda para montarlo en el coche de la Guardia Civil y conducirlo a la Comandancia de Granada, salió gritando a los vecinos congregados en las puertas: «Sois todos unos chivatos y lo vais a pagar», según ha podido saber este periódico. Después, en el interior del coche patrulla rompió a llorar. Sobre las doce del mediodía, más o menos, estaba ya en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada.

El detenido es un peligroso delincuente de 39 años de edad, sin domicilio conocido y con numerosos antecedentes policiales. El arma presuntamente utilizada por este individuo el día del homicidio no ha aparecido.

La Guardia Civil lo buscaba desde la madrugada del pasado sábado después de que fuera identificado como la persona que presuntamente disparó con una pistola contra un vecino de Fuente Vaqueros durante una discusión.

El equipo de Personas de la unidad orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada se ha hecho cargo del detenido y continúa con la instrucción de las diligencias. De momento, sigue en los calabozos.

Fotos

Vídeos