Granada se juega este mes los 500 millones del acelerador de partículas

Recreación de la propuesta española del acelerador en Granada, presentada por el director ejecutivo del proyecto, Carlos Alejaldre, en unas jornadas en octubre. /IDEAL
Recreación de la propuesta española del acelerador en Granada, presentada por el director ejecutivo del proyecto, Carlos Alejaldre, en unas jornadas en octubre. / IDEAL

La candidatura busca apoyos en la visita la próxima semana de un lobby coreano y el día 20 se valora en Madrid la posibilidad de compartir el proyecto con Croacia

Javier Morales
JAVIER MORALESGRANADA

Diciembre está señalado con un círculo rojo en el calendario de la candidatura al acelerador de partículas. Desde que las administraciones sellaron en el verano de 2016 su apuesta por traer a Granada esta infraestructura, se marcó el final de este año como fecha aproximada en la que llegarían los primeros pronunciamientos acerca del boceto. Aunque, a priori, no habrá nuevas valoraciones por parte del organismo europeo que tutela el proceso, sí hay dos citas determinantes programadas para los próximos días. La primera, la visita el próximo día 12 de una delegación de investigadores y empresarios influyentes que proceden de Corea del Sur. El segundo, una reunión el día 20 en Madrid en la que se pondrá sobre la mesa la opción de compartir con Croacia parte del proyecto de investigación.

El camino hacia la infraestructura es sinuoso. No se trata de una simple elección de sede por su poder económico, por el atractivo de la zona o por su capital humano. No ha habido ni habrá rondas de selección: puede que el acelerador se construya en Granada, que recale en Croacia, que ambas compartan la idea, que salga de Europa y se levante en Japón o, incluso, que jamás se llegue a colocar la primera piedra. El abanico de opciones es amplio, como variado es el catálogo de influencias que afectan a cualquier decisión en este sentido.

A nivel económico, la infraestructura necesaria para acelerar partículas en los terrenos del parque metropolitano de Escúzar costaría unos 480 millones de euros, además de una inversión extra para reducir el riesgo de daños ante un hipotético terremoto. Superaría los 500 millones. Cada año habría que invertir alrededor de 50 millones en personal y mantenimiento. ¿Cómo financiarlo? En parte, a través de Fondos Europeos de Desarrollo Regional (Feder). Tanto España como Croacia son beneficiarias de las ayudas que podrían ir destinadas a este tipo de proyectos.

Por otro lado están los intereses científicos. Japón, Italia, Francia o Corea del Sur son algunas de las potencias con 'peso' en la experimentación mundial sobre la energía de fusión y, por tanto, son voces autorizadas a la hora de posicionarse por una u otra ubicación para el Ifmif-Dones, como se denomina el acelerador. Fusion for Energy es el organismo que gestiona la participación europea en la iniciativa internacional Iter, el 'macroexperimento' sobre fusión, y será el encargado de decantarse por la apuesta española o la croata -Polonia tenía la opción de postularse como candidata, pero finalmente no lo hizo-. Pero el visto bueno a una u otra candidatura no implicaría automáticamente la construcción allí del Ifmif-Dones: se haría necesario el beneplácito de la comunidad científica.

De ahí la relevancia de la visita prevista para el próximo día 12. La delegación, procedente de la ciudad surcoreana de Daejeon, sede del Instituto de Investigación Atómica de Corea y otros centros científicos de reconocimiento mundial, estará compuesta por empresarios e investigadores. Habrá un hermanamiento entre ambas ciudades, a nivel institucional, y a nivel científico el objetivo es que los grupos de investigación de la Universidad de Granada (UGR) emprendan líneas de trabajo en colaboración con los investigadores coreanos.

A favor de Granada está la estructura docente y de investigación de la propia UGR, pero también el trabajo del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat), la asociación Ineustar y sellos como Seven Solutions, una empresa creada en el seno de la UGR, con presencia en el comité que impulsa el acelerador y cuya tecnología de sincronización de relojes forma parte de otros aceleradores. También nombres de reconocido prestigio en la comunidad científica dedicada al estudio de la fusión como Carlos Alejaldre, director técnico de la candidatura, o Ángel Ibarra, Jefe de División Tecnología de Fusión en Ciemat y representante de España en Fusion for Energy.

Sobre la mesa está, desde hace semanas, el hipotético planteamiento de una candidatura en la que España y Croacia sumen esfuerzos. Es uno de los asuntos que, al menos así está previsto, se tratarán el próximo día 20 en una reunión convocada en la sede del Ministerio. Todo parece indicar que en los próximos días Fusion for Energy podría pronunciarse a favor del trabajo conjunto entre ambas naciones en términos que se concretarían en próximas semanas.

Alto nivel

Por lo que respecta a la política, las posibilidades del acelerador van más allá del alcance de las instituciones locales. Se trata de un proceso internacional y los contactos, según pudo saber IDEAL, se están desarrollando al más alto nivel. Los esfuerzos se centran en convencer en Francia, Alemania y Japón, este último con especial interés, puesto que podría dar un paso al frente para quedarse con la infraestructura. En las conversaciones bilaterales, uno de los papeles protagonistas lo juega la secretaria de estado de Investigación, Desarrollo e Innovación, Carmen Vela. La presidenta de la Junta, Susana Díaz, también defendió en Bruselas la candidatura granadina ante el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, Pierre Moscovici.

En junio, los expertos que evalúan las posibilidades de Granada visitaron los terrenos de Escúzar sobre los que se levantaría el acelerador. Hubo reuniones y presentaciones del dossier granadino en la capital. Y el resultado, así se desprendió de los contactos internos posteriores, fue positivo.

A priori, la opción de Granada es más interesante que la de Croacia, de desarrollarse el Ifmif-Dones en Europa. Convence el lugar por los atractivos de la capital, la planta hotelera, el clima, los accesos, el eje que se crearía con Sevilla y Málaga, el sistema sanitario español...

Granada sería un punto de larga estancia para investigadores internacionales, y se valora cualquier punto a favor en materia de calidad de vida.

Las impresiones favorables no han aminorado el ritmo de trabajo. Todo lo contrario: España trabaja para culminar de aquí a unos tres meses un dossier más avanzado, que incluirá estudios sismológicos, socioeconómicos... Un 'golpe sobre la mesa' para demostrar el potencial de Granada: que el plan está listo, que se puede ejecutar a corto plazo y más detalles sobre el precio y la financiación.

Fotos

Vídeos