Granada se juega 153 millones en el 'procés'

El sector del transporte sería uno de los más afectados en una futurible independencia. / JAVIER MARTÍN

La provincia factura 420.000 euros diarios en Cataluña, el 8,6% de lo que exporta a toda España y el doble del dinero que se pone en riesgo con el 'Brexit'

Antonio Sánchez
ANTONIO SÁNCHEZ

La provincia se juega 153,1 millones en el 'procés' catalán. Sin saber cómo va a terminar el desafío independentista, las empresas de Granada asumen la posible declaración de independencia de Cataluña con cautela, pero reconociendo que es un importante mercado nacional, en el que se factura el 8,6% del dinero que se recoge en toda España. Cada día son más de 420.000 euros los que los catalanes se gastan en empresas con sede social en Granada, que se verían afectados por la frontera que levantaría Cataluña con toda la Unión Europea y encarecería la compra de productos granadinos por parte de Cataluña.

Las cifras del proyecto C-intereg -un organismo patrocinado por diferentes comunidades autónomas como la andaluza y la catalana e integrado por profesores universitarios- reflejan que entre Granada y Cataluña existe una dependencia económica que mueve cada año alrededor de 450 millones. De ellos, uno de cada tres euros los gana Granada en la comunidad del norte de España mientras que los otros dos son gastados por los granadinos en sociedades catalanas, lo que implica que Granada depende más de Cataluña que esta comunidad de la provincia.

450
Entre Cataluña y Granada se mueven anualmente más de 450 millones de euros.
3,34%
El peso de Granada en las exportaciones que Andalucía realiza en Cataluña es reducido.
4588
Andalucía es la comunidad autónoma de la que más depende el mercado catalán con 4588 millonesmillones.

Sin embargo, el escenario de una posible independencia tendrá un impacto muy limitado sobre Granada, a pesar de que el dinero que se factura en Cataluña dobla al que se pondrá en riesgo cuando el 'Brexit' del Reino Unido se consume. Por un lado, la lejanía entre Cataluña y Granada provoca que no sean mercados excesivamente dependientes.

Diferentes expertos económicos consultados por IDEAL coinciden en que dado que Granada no es una provincia potente en términos económicos no va verse afectada por la posible creación de un estado catalán, con sus aranceles, su moneda y la consecuente salida del mercado económico europeo. Las mismas fuentes exponen también que la ruptura de Cataluña con España dejaría a la comunidad autónoma completamente fuera del juego comercial. «Sería como Turquía o Siria, salvo que se decidiera diseñar un acuerdo similar al que existe con, por ejemplo, Marruecos», argumentan los expertos.

Carlos Llano, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y director del proyecto C-intereg, expone que la economía de Granada en particular no sufriría ante un estado catalán independiente, pero sí alertó de las consecuencias que se pueden materializar para toda la comunidad autónoma andaluza. El escenario que Llano ve más probable para salir de este conflicto entre los gobiernos central y catalán es una reforma del sistema fiscal que asemejaría a Cataluña al País Vasco y Navarra y que dejaría al Estado y a las comunidades autónomas -de las que dependen la mayoría de competencias- con menos recursos para afrontar el día a día.

«La salida más viable a este problema es una reforma fiscal que perjudicaría a Andalucía» Carlos Llano, Director de C-intereg

«Estés o no trabajando en la zona el transporte está globalizado y cualquier situación puede afectar» Javier Franco, Director de Transporte Alfaguara

«Mientras que no exista una declaración de independencia nuestras relaciones son estables» Luis Torres-Morente, Director de Aceites Maeva

«La imagen de España se ha visto afectada y en las empresas granadinas se percibe preocupación» Luis Aribayos, Secretario general de la CGE

«El 'procés' no se está haciendo con números. Si siguen adelante habrá una deslocalización de empresas que ya es observable y un castigo por parte de los consumidores que va a descuadrar lo que ahora mismo encaja», expone Carlos Llano, que entiende que el perjuicio será mayor para Cataluña que para otras provincias como Granada, que optará por otras regiones de España para colocar sus productos. «Andalucía puede comprar, vender y relacionarse más con otras comunidades», analiza el académico.

Empresariado

El sector empresarial granadino incide en el perjuicio que la hipotética declaración de independencia puede suponer para la imagen de las sociedades de la provincia. El secretario general de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), Luis Aribayos, espera que la situación de inestabilidad generada por Cataluña y los cambios de sede social de algunas empresas no supongan «un freno» a la recuperación económica que inició la provincia a comienzos de año. «En Granada se va notando el crecimiento empresarial y de empleo que se inició hace dos años en las principales capitales y una cuestión como esta afecta y frena por completo», argumenta Aribayos.

La CGE considera que una crisis social como la generada por la comunidad autónoma catalana genera un efecto dominó que se acaba notando en Granada aunque la relación empresarial con esta región de España sea mínimo. «La imagen del país se ha visto afectada y de la misma forma en las empresas se percibe preocupación. La sensación que subyace es que todo el mundo va a esperar a ver en qué queda el conflicto para tomar decisiones empresariales y si continúa se adoptará aquella que genere menos incertidumbre», desarrolla Aribayos, quien espera que la imagen de España percibida en otros países no afecte a las cifras turísticas, que están ayudando a desarrollar el mercado de trabajo en Granada.

Dentro del sector empresarial un ejemplo es Aceites Maeva, cuya facturación en Cataluña se mueve entre el 4% y el 5%. Luis Torres-Morente, director de la sociedad granadina, explica que por el momento «tanto nosotros como el resto de empresas no estamos notando ni vamos a notar nada a corto plazo». Torres-Morente explica que, como en el 'Brexit', mientras que no exista una declaración formal de independencia y ésta se consume las relaciones con las provincias catalanas seguirá siendo igual. Según los datos que maneja Torres-Morente en su caso particular, la producción interna de aceite de Cataluña durante la campaña 2016/2017 rondó las 28.000 toneladas, mientras que el consumo se sitúa en las 70.000. «Esto implica que su balanza es deficitaria y necesitan importar con o sin independencia», añade.

Transporte

Transporte y Logística Alfaguara es un empresa granadina de traslado de mercancías que empezó a trabajar en Barcelona hace cinco meses. «No disponemos de muchos datos relevantes y en nuestro caso nos afecta menos porque sólo realizamos entradas y salidas a la comunidad autónoma. Quizás empresas que tengan que pasar por Cataluña para acceder a las zonas de descarga como puede ser la descarga de frutas y verduras de Almería en Perpiñán (Francia) puedan verse más afectadas que la nuestra», explica Javier Franco, director de la compañía, que teme que un futurible estado catalán genere tasas o aranceles. «Ellos podrían cobrar por circular por su país y entrar en él implicaría un coste e incluso moverse por sus carreteras también», argumenta este empresario granadino que destaca, en paralelo, que se esté o no trabajando en Cataluña o su entorno «todo está globalizado y cualquier situación como esta te salpica».

Fotos

Vídeos