Dispara por la espalda a un hombre que orinó en la rueda de su coche

Vista de Gobernador

El herido no ha denunciado los hechos y los agentes han detenido a dos individuos por tenencia ilícita de armas de fuego

J. R. VILLALBAGRANADA

La Guardia Civil investiga un extraño suceso ocurrido en la pedanía de Delgadillo (Gobernador) durante las pasadas fiestas de este diminuto núcleo de población dependiente del citado municipio. Los hechos sucedieron hace una semana.

IDEAL informó en su día de una trifulca entre vecinos de Torrecardela y los de esta pedanía de Delgadillo con el resultado de dos detenidos por tenencia ilícita de armas. Pero los guardias civiles actuantes en este caso han descubierto que hubo algo más que un enfrentamiento entre vecinos después de una noche de fiesta.

Esa trifulca tuvo su origen en el hecho de que uno de los vecinos de Torrecardela llenara de orines la rueda de un vehículo propiedad de un residente en Delgadillo. No fue premeditado. La casualidad desvió el orín hacia la rueda del automóvil y el azar también obró para que el dueño del automóvil estuviera por allí cerca. Un cóctel perfecto, si se tiene en cuenta la hora en que sucedieron los hechos -tres de la madrugada- para desenterrar el hacha de guerra y armar un buen guirigay como el organizado en esta pedanía granadina.

Según la información facilitada a este periódico por fuentes próximas a la investigación, el individuo que optó por orinar encima de la rueda del coche recibió un disparo de una escopeta de caza que desencadenó un enfrentamiento entre vecinos de Delgadillo y de Torrecardela. Hubo nueve personas involucradas y dos arrestados. Además del disparo, se vivió un duro enfrentamiento que acabó con otro individuo con algún hueso roto.

Acudió a un centro sanitario

El herido con la escopeta de caza acudió a un centro sanitario para ser atendido de las heridas recibidas, aunque su vida no corrió riesgo alguno en ningún momento. Los perdigonazos recibidos en la espalda del herido no tocaron la médula espinal ni ningún otro órgano vital, según la información facilitada por las fuentes consultadas. La víctima no ha querido denunciar los hechos pese a los disparos recibidos en la espalda, lo cual impide que la investigación prospere.

Los vecinos de los dos pueblos enfrentados quisieron solucionar sus diferencias por estos hechos a base de golpes en plena madrugada y con alguna copa de alcohol de más, tras una velada de fiesta en la pedanía de Delgadillo. Los guardias civiles personados en la zona sólo pudieron poner orden y llevarse detenidas a dos de las nueve personas implicadas en el incidente. Ante estos hechos, los agentes sólo pudieron acusar de tenencia ilícita de armas a dos de los vecinos de Delgadillo, porque al parecer los dos habían utilizado la escopeta. Ninguno tenía licencia de armas de caza para hacer uso de la escopeta de caza.

Los agentes requisaron el arma de fuego para comprobar si con la misma se han podido cometer delitos de algún tipo. En estos momentos, se investiga tanto este extremo como la procedencia de la escopeta.

Fotos

Vídeos