Dos detenidos de Píñar por presunto cultivo de marihuana con 1.020 plantas en Almería

Dos detenidos de Píñar por presunto cultivo de marihuana con 1.020 plantas en Almería

Los granadinos habían alquilado una finca en municipio almeriense de Abla

EFE

La Guardia Civil ha detenido a A.L.M.H. y R.M.R., de 36 y 33 años y vecinos de Piñar como presuntos responsables de un cultivo de marihuana con 1.020 plantas que ha sido localizada en una finca arrendada en el municipio almeriense de Abla.

La Comandancia de Almería ha informado en una nota de que el pasado 3 de mayo se solicitó a varias patrullas que se trasladasen hasta el paraje Olfatabla-Camino Real de Abla, por un posible robo con fuerza en un cortijo de esta zona.

Una vez en el lugar, los agentes comprobaron que se trataba de una finca vallada que tenía las puertas abiertas y encontraron junto a ellas dos bolsas de plástico con 31 plantas de marihuana y una herramienta conocida como «pata cabra».

Tras acceder al interior de la finca, vieron que en su interior había dos cortijos y que las puertas de ambos habían sido forzadas y se encontraban también abiertas, lo que les permitió observar desde el exterior la existencia de una plantación de marihuana.

Iniciaron una batida por la zona para intentar localizar a los autores del presunto robo y al responsable del cultivo, si bien no dio resultados.

De esta forma, se inició una investigación que permitió determinar que la finca estaba arrendada a dos vecinos de la provincia de Granada, uno de los cuales, A.L.M.H., fue localizado el 4 de mayo.

Junto a este hombre, los agentes registraron ese día el interior de los cortijos, donde localizaron varias plantaciones de marihuana con un total de 579 plantas en diferentes fases de desarrollo, desde 15 centímetros hasta un metro y en avanzada fase de floración.

De la misma forma los agentes hallaron otras 410 plantas en proceso de secado en una de las estancias, unas habitaciones que contaban con un total de 22 focos, cinco extractores de aire, cinco ventiladores, siete consolas de aire acondicionado y cuatro filtros de carbono.

También detectaron una doble acometida de luz, por lo que se requirió a técnicos de una de las compañías eléctricas que confirmase si era un enganche ilegal a la red eléctrica, tal y como finalmente resultó ser.

El día del registro los agentes detuvieron a A.L.M.H. y el 8 de mayo a R.M.R., en ambos casos como presuntos autores de un delito contra la salud pública y un delito de defraudación de fluido eléctrico.

La Guardia Civil mantiene abierta la investigación, por lo que no se descartan nuevas detenciones relacionadas con los hechos ocurridos.

Las diligencias instruidas han sido remitida al Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Almería.

Fotos

Vídeos