Descubren un secadero de marihuana en una nave industrial de Granada

Descubren un secadero de marihuana en una nave industrial de Granada

En el inmueble se consumía electricidad "equivalente a una manzana de viviendas"

R. I. GRANADA

La Guardia Civil, en el marco de la operación Rao, ha detenido en Atarfe a 2 individuos de 43 y 44 años, con antecedentes policiales, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por elaboración de droga y de un delito de defraudación de fluido eléctrico, tras descubrir un secadero de marihuana en una nave industrial del polígono industrial La Ermita de Atarfe.

La Guardia Civil ha intervenido en esta nave industrial 30,7 kilos de marihuana, 101 focos halógenos, 10 ventiladores, 14 aparatos de aire acondicionado, 6 extractores y 5 filtros de carbono; y ha descubierto que los detenidos habían hecho 3 conexiones ilegales a la red eléctrica, y que estaban consumiendo, según manifestaron los técnicos de la compañía eléctrica que han colaborado en esta operación, “el equivalente a una manzana de viviendas”.

Agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Atarfe averiguaron que en una nave del polígono La Ermita estaban cultivando cannabis sativa. Al registrar dicha nave descubrieron que los detenidos habían construido dos habitaciones: una para el cultivo de las plantas y en la otra habían habilitado un secadero con numerosas bateas donde se secaban los cogollos de marihuana.

La Guardia Civil ha contado en esta operación con la colaboración de técnicos de la empresa Endesa. Esta empresa y la Guardia Civil colaboran de forma permanente en la detección de anomalías en la red eléctrica con el fin de garantizar no sólo el suministro para el resto de ciudadanos, sino también su seguridad.

Otro caso en Albolote: 31 kilos

La Guardia Civil ha detenido este pasado fin de semana en una urbanización de Albolote a un joven de 26 años de edad, de nacionalidad alemana, al que sorprendió cuando intentaba huir con más de 31 kilos de marihuana.

Agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Maracena supieron que había numerosas quejas entre los vecinos de esta urbanización por el fuerte olor a marihuana que salía de uno de los pisos, e iniciaron una investigación para descubrir qué estaba ocurriendo en esa vivienda.

La Guardia Civil fue a registrar el piso el mismo día en el que el joven que en él vivía había decidido abandonarlo asustado por las quejas vecinales. Los agentes lo sorprendieron con 2 macutos grandes que había colocado junto a la puerta que contenían 31.365 gramos de marihuana envasada al vacío y 92 gramos de resina de hachís.

Los agentes también encontraron durante el registro una envasadora, una báscula de precisión y 840 euros en metálico.

Fotos

Vídeos