La criminalidad sube un 6% por los delitos sexuales y de drogas

Imagen de las plantas intervenidas ayer en un céntrico piso. / P. N.

La provincia lidera el crecimiento andaluz de infracciones penales y registra cinco homicidios y asesinatos en el primer semestre del año

Ángeles Peñalver
ÁNGELES PEÑALVER

Hay estadísticas en las que es mejor no aparecer, pero Granada lo ha hecho y con fuerza en los últimos datos publicados por el Ministerio de Interior respecto a la criminalidad en los primeros seis meses del año, cuando en la provincia han crecido las infracciones penales un 6,1% comparado con el mismo periodo del año anterior. Eso supone el mayor repunte de Andalucía, donde la variación anual ha sido del 1,5%. Mirados con lupa, los datos indican que los delitos contra la libertad e indemnidad sexual y el tráfico de drogas son los principales culpables de ese aumento de la tasa de infracciones junto a los homicidios y asesinatos, de los que se produjeron cinco hasta el mes de junio, cuando en 2016 no sucedió ninguno en ese mismo periodo.

Dos de los asesinatos cometidos en la provincia tuvieron como escenario la Zona Norte de la capital, un distrito donde las fuerzas de seguridad han impulsado recientemente un plan de choque para aumentar la presencia tanto de Policía Nacional como de Policía Local en las áreas más «calientes». Ese dispositivo está acompañado de otro para combatir los cultivos de marihuana y los enganches ilegales de luz en distintas áreas de esos barrios granadinos.

En ellos, en los tres primeros meses del año, se registró un crimen en la barriada de La Paz en el que murió un joven de 21 años, cuyo presunto asesino se encuentra en prisión preventiva. Y antes se perpetró el homicidio de un vecino de 27 años en la calle Soto de Rojas, cuyo presunto autor también se encuentra entre rejas. Entre los crímenes se encuentra también la muerte de una mujer en Las Gabias a manos de su pareja. También murió asesinada una mujer de 91 años en Motril a manos de su hijo, que fue detenido por estos hechos.

Tráfico de drogas

El tráfico de drogas es uno de los delitos que más ha crecido en este último semestre en la provincia.- En concreto, en Granada se cometieron 233 infracciones penales vinculadas con el tráfico de drogas en el primer semestre de 2016 mientras que en 2017 han subido un 30,9% hasta alcanzar las 305. La cifra convierte a la provincia en la hermana pequeña de las más clásicas en el mundo del narcotráfico, Cádiz y Málaga. En Cádiz ha habido en el primer semestre 455 delitos de tráfico de drogas mientras en Málaga han sido 458. En otros puntos de la comunidad esa estadística desciende en picado, por ejemplo en Huelva se han registrado sólo 70, en Jaén 56, en Córdoba 68 o en Almería 122.

Otro de los apartados con tendencia al alza ha sido el de los delitos sexuales. En concreto, contra la libertad e indemnidad sexual se cometieron 126 en el semestre, mientras que en el mismo periodo de 2016 fueron 97, lo que arroja una variación anual del 29,9%. Aunque dentro de esa categoría hay matices, por ejemplo se han cometido menos agresiones sexuales con penetración, al pasar de las 13 a las 10; mientras que se han disparado el resto de delitos tipo abusos, tocamientos... con una remontada de 84 a 116 en ese primer semestre del año. Esto último supone una relevante subida del 38,1% y una media de dos delitos de esa índole sexual cometidos en la provincia cada tres días.

Robos con violencia

En el primer semestre, los robos con violencia e intimidación subieron un 6,9%, pasando de 362 a 387, pero afortunadamente los que se realizaron con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones han descendido un 15%, al bajar de los 1.653 a los 1.400. De estos últimos, el 72% son irrupciones de los cacos en casas particulares.

La violencia de los delincuentes les permitió irrumpir en seis domicilios cada día durante los tres primeros meses del año y las zonas más golpeadas por estos robos con fuerza fueron el cinturón metropolitano, la capital granadina y la costa por ese orden.

Sustracciones de vehículos

Los robos de automóviles aumentaron levemente en la provincia, en concreto un 2,9%, pasando de los 443 coches sustraídos a los 456. Esa cantidad de vehículos sí sitúa a Granada en la media andaluza, ya que en provincias más pobladas, como Málaga o Sevilla se robaron 1.121y 1.399 respectivamente. En el caso sevillano el aumento es espectacular sobre el año precedente, ya que supone el 43,2% más que en el año 2016.

Finalmente, los hurtos, el apoderamiento ilegítimo de una cosa ajena que, a diferencia del robo, es realizado sin fuerza en las cosas, ni violencia, bajaron un 1,1% en la provincia, descendiendo desde los 5.336 a los 5.275 en los seis primeros meses del año.

Fotos

Vídeos