El coche quemado en Calicasas, clave para la investigación del crimen de Güevéjar

El coche quemado en Calicasas, clave para la investigación del crimen de Güevéjar
Ramón L. Pérez

El homicida, que tenía todo bien planeado, calcinó el automóvil tras abandonarlo

JOSÉ RAMÓN VILLALBAGRANADA

El asesino de José León, asesinado este lunes en Güevéjar, lo esperó dentro de un turismo modelo Opel Corsa de color gris, robado en la Zona Norte de Granada pocas horas antes, y que tenía estacionado a menos de cinco metros de la vivienda del finado. El minutero del reloj rondaba las 7.20 horas de la mañana cuando este criminal apretó el gatillo tres veces para segar la vida de Pepe, como lo conocían sus vecinos. La víctima se encontraba con un hijo suyo de 17 años que en el momento de los disparos estaba dentro de la vivienda. Cuando salió se encontró a su padre tirado en el suelo y muerto. No hubo forma de reanimarlo.

El vástago salió a la calle a pedir auxilio a sus vecinos, quienes acudieron de forma rápida al lugar donde se encontraba el cadáver para auxiliar a este adolescente y llamar a la Guardia Civil. «Oímos los disparos porque dormimos con las ventanas abiertas, pero no puedes imaginarte que sea un vecino tuyo», se lamentaba el propietario de una casa ubicada en la misma calle.

El homicida enfiló con el coche el final de la calle del crimen, buscando la carretera general que atraviesa Güevéjar para después dirigirse hacia el desvío a Calicasas por una vía asfaltada, bastante estrecha y donde la circulación de vehículos es mínima. Recorrió cuatro kilómetros y al llegar al primer cruce abandonó el turismo en el lado derecho de la cuneta. Antes de huir lo quemó para no dejar rastro. Los bomberos recibieron el aviso del incendio pocos minutos antes de las ocho de la mañana. Y una de dos, o el homicida huyó campo a través o dejó allí otro vehículo para salir de aquella zona, ya que el punto donde hallaron el automóvil calcinado se encuentra a cuatro kilómetros de Güevéjar, doce de Granada y uno de Calicasas. Todo ello da muestras bastante claras de que el autor del crimen tenía todo muy bien planeado y no dejó nada para la improvisación.

Otro dato. La víctima carecía de antecedentes penales vigentes, lo cual complica aún más saber cuál es el móvil del crimen, aunque se investiga si puede tratarse de un crimen pasional y puede haber algún tipo de venganza por una relación sentimental.

Fotos

Vídeos