Cinco casos muy mediáticos sin resolver

Incendio del edificio./F. RODRÍGUEZ
Incendio del edificio. / F. RODRÍGUEZ

Un tiroteo, un homicidio, un incendio provocado con un muerto, un camión de narcos, un conductor kamikaze... | Tanto Policía Nacional como Guardia Civil trabajan para resolver investigaciones recientes que causaron impacto en la ciudadanía

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBAGRANADA

El inicio del año 2018 y el final de 2017 no han resultado nada tranquilos en las brigadas de investigación de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en Granada. Una sucesión de casos policiales vinculados con homicidios, drogas, incendios provocados e incluso la aparición del cadáver de un bebé en el vertedero de Alhendín han mantenido en vilo a la ciudadanía que ha visto como en apenas dos meses y medio las páginas de sucesos se han llenado de ríos de tinta por el incendio aparentemente provocado en el edificio siniestrado de san Juan de Letrán, el homicidio registrado en Venta Nueva (Huétor Tájar), el tiroteo en la Avenida de Dílar de la capital granadina, el camión cargado de gasolina y productos para cortar la cocaína que fue abandonado en la A-92 a la altura de Salar o el accidente registrado por un coche kamikaze cargado con 657 kilos de hachís en la A-44. Y por si faltaba poco, a mediados de enero, apareció el cadáver de un bebé en el vertedero de Alhendín. Todos estos casos están abiertos, en fase de investigación, y sólo el del bebé ha sido archivado provisionalmente por el Juzgado número 1 de Santa Fe en espera de que aparezca alguna novedad para reabrirlo. Así se encuentran en estos momentos cada uno de estos casos policiales.

Incendio en san Juan de Letrán

El incendio declarado en el número 3 de la calle san Juan de Letrán el pasado 25 de noviembre de 2017 sigue en fase de investigación. Policía Nacional inició las pesquisas oportunas en busca de posibles autores después de los indicios acumulados por la Policía Científica de que el fuego originado en este inmueble, que obligó a evacuar a 32 personas y murió una mujer, hubiera sido intencionado. El Juzgado de Instrucción número 4 pidió una prueba al Instituto de Toxicología para saber si se usaron o no acelerantes en la planta primera del edificio, concretamente, frente a la puerta de un despacho de abogados. Con o sin esa prueba aún sin recepcionar, la instrucción de la causa ha ido acumulando otros indicios que refuerzan la tesis de que fue intencionado. No hay detenidos aún.

Homicidio en Venta Nueva

La Guardia Civil sigue investigando el homicidio registrado en la pedanía de Venta Nueva el pasado 9 de enero. Mataron de un golpe en la cabeza y seis puñaladas al propietario del bar la Cabaña. El homicida o los homicidas dejaron la caja registradora abierta y unas monedas tiradas por el suelo, simulando un robo en el establecimiento, aunque todo apunta a que el móvil del homicidio no fue un atraco a este bar. Una de las hipótesis más plausibles indica que este caso podría estar vinculado al contrabando de tabaco, aunque no se descartan otras quizá con menos fuerza. Sí está claro que la muerte de este hombre de 53 años no fue por una simple riña en el interior del bar. La investigación está avanzada aunque de momento no hay detenidos.

Tiroteo en la Avenida de Dílar

El Grupo de Homicidios de la Policía Nacional sigue investigando el caso del tiroteo del joven de nacionalidad marroquí que recibió el impacto de una bala en una cochera de la Avenida de Dílar el pasado 25 de enero. Los investigadores disponían desde un principio de los datos de dos vehículos vinculados a estos hechos, uno matriculado en Francia y el otro un modelo Mini con placas españolas. Hay personas identificadas en este caso que pueden ser detenidas en cualquier momento porque se sabe perfectamente quiénes son. Detrás de este caso hay un asunto de drogas entre bandas criminales dedicadas a la compraventa de sustancias estupefacientes y no ha trascendido aún si el disparo recibido por este joven fue fruto de un intento de robo de droga o de una deuda por una compraventa. Cuando la Policía Nacional acudió al hospital a entrevistarse con él, no quiso dar pistas de lo ocurrido. Si lo hubiera hecho, seguramente hubiera incurrido en un delito al revelar los presuntos asuntos turbios que envuelven a este tiroteo.

Camión abandonado en A-92

Otro de los casos abiertos y en vías de investigación fue el del camión abandonado en la A-92 a la altura de Salar el pasado mes de enero que iba cargado con bidones de gasolina y con productos químicos utilizados para cortar la cocaína y aumentar su cantidad. La venta de todos esos productos es lícita, pero a partir de ciertas cantidades deben facilitarse los datos personales. Eso investiga la Guardia Civil, dónde fueron adquiridos y por quién. El camión fue alquilado en Málaga por un italiano. Detrás de este vehículo, por la A-92, circulaba un turismo ocupado por unos 'narcos' residentes en la zona norte de la capital granadina que intentaban dar el vuelco (robo) de la mercancía que llevaban en el camión. En este caso, hay distintas personas ya identificadas y podría haber resultados en no demasiado tiempo.

Coche kamikaze

El último caso policial abierto es el del turismo ocupado por un conductor kamikaze dado a la fuga tras colisionar con una furgoneta en la A-44 y dejar un herido grave. El vehículo, que utilizaba placas de matrícula falsas, iba cargado con 657 kilos de hachís. La Guardia Civil ha obtenido huellas en el interior del turismo que podrían ayudar a identificar a sus dos ocupantes, quienes circularon en sentido contrario durante quinientos metros tras avistar un control de carretera un kilómetro antes del lugar del accidente, a la altura de la urbanización Monteluz de Albolote.

Fotos

Vídeos