'Chica', la perra terapéutica

Un napolitano establecido en la Alpujarra mejora la calidad de vida y la integración social de personas con discapacidad con la ayuda de su mascota amaestrada para ello

'Chica', la perra terapéutica
RAFAEL VÍLCHEZÓRGIVA

El lugar de cultura y lectura del Bazar de Harry, situado en la Librería Atenea de Órgiva, ha acogido un taller gratuito de cuentos y habilidades caninas realizado por la Asociación Abrida-Espacio Libre de Arte y Natura. Esta vez los niños pudieron divertirse con la astuta y noble ‘Chica’, una perra ‘labradora’ de siete años que le encanta obedecer las órdenes que se le dan y que le cuenten cuentos. Los niños, acompañados por sus padres, pudieron descubrir el mundo canino y conocer la correcta relación y comunicación con la mascota. También disfrutaron con juegos basados en la relación persona-animal.

El napolitano Cármine Amato y su esposa española Eva Boldó Álvarez, establecidos en una finca ecológica de Órgiva desde 2004, son los propietarios de la perra ‘Chica. Cármine es profesor en Italia de un programa experimental para prevenir el fracaso escolar en los conflictos dentro del instituto. Cármine ha escrito también dos libros, el primero autobiográfico sobre su trabajo con chavales conflictivos y el segundo es una novela sobre un barrio conflictivo de su país. Eva es actriz de teatro y trabaja para la Junta de Andalucía prestando atención a personas en situación de dependencia.

La perra ‘Chica’ nació en Italia. “Cuando Chica’ tenía dos meses la estrenaron cuatro chicos a cambio de no ir a la cárcel. Después ‘Chica’ trabajó como terapia en una residencia de personas mayores. Luego la trajimos a Órgiva y en este lugar montamos la Asociación Abrida-Espacio Libre de Arte y Natura para realizar proyectos de turismo creativo. ‘Chica’ es una perra de terapia, entrenada y adiestrada específicamente para integrarse dentro de un programa terapéutico o educativo como herramienta al servicio nuestro para alcanzar los objetivos encaminados a la mejora de la calidad de vida y la integración social de personas con discapacidad o necesidades específicas. Ahora ‘Chica’ trabaja todos los martes en la residencia de personas mayores San Sebastián de Montefrío. En este proyecto experimental participan treinta personas sin y con discapacidad”, manifestó Cármine Amato.

La terapia con animales puede servir en muchos ámbitos, desde brindar compañía a personas mayores hasta mejorar la motricidad o incluso la conducta en pacientes con trastornos psicológicos. La zooterapia a terapia asistida con animales tiene como misión -según los entendidos- aprovechar las ventajas de las mascotas para tratar los casos de enfermedades de muchos tipos, principalmente en los niños y personas mayores. También es muy usada para el autismo y las discapacidades mentales e intelectuales.

Fotos

Vídeos