Capileira celebrará el I Concurso de Cortadores de Jamón en las fiestas de la Virgen de la Cabeza

Los festejos comenzarán el próximo día 11 y finalizarán el 14 con el tradicional ‘entierro de la zorra’ y la verbena con la ‘Orquesta Odysseus’

RAFAEL VÍLCHEZCAPILEIRA

Capileira, uno de los lugares más bonitos de España y sin lugar a dudas de Europa, y mejor conservados y de la comarca de la Alpujarra, celebrará sus fiestas patronales en honor a la Virgen de la Cabeza los próximos días 11, 12, 13 y 14. El programa festivo contempla: dianas y conciertos a cargo de la banda de música de Bubión, el VIII Festival ‘Tinao Flamenco’, gynkana, fútbol, atracciones, misas, verbenas con la ‘Orquesta Odysseus’, el I Concurso Nacional de Cortadores de Jamón (día 13 al medio día), procesión (día 13 a partir de las ocho de la tarde), paella, fiesta del agua, final de dominó, batucada, ‘entierro de la zorra’, exhibición de gimnasia acrobática

Algunos escritores sostienen que la imagen de la Virgen de la Cabeza de Capileira fue donada al pueblo alpujarreño por los Reyes Católicos. El párroco de la iglesia de Capileira es un ser fantástico y se llama Alfonso Aguilar. El sábado, día 12, a las siete de la tarde, tendrá lugar en la iglesia la primera exaltación a la Virgen de la Cabeza a cargo del lanjaronense y hombre de bien, José Luis Estévez Piñar, que será presentado por su amigo y paisano el maestro de maestros de los fogones residente en Capileira y propietario del famoso y prestigioso restaurante ‘El Asador’, José Luis Rosillo.

Desde hace centenares de años en las fiestas de Capileira salen a la calle los famosos y traviesos ‘diablillos’ para divertir a la gente con sus ‘zapeos’, peticiones de dinero y ocurrencias. También, los ‘diablillos’ se encargan de dirigir la procesión y realizar el ‘entierro de la zorra’.

Decía el recordado cronista, periodista, escritor y entusiasta del Barranco de Poqueira, Rafael Gómez Montero, que, ¨entre castaños y nogales, sobre bancales y paratas de los huertos, que atraviesan las chorreras de agua de alta montaña, surge la Taha de Poqueira, un pedazo de singular belleza, con sus tres pueblos blancos encaramados en el paisaje. En todo lo alto Capileira, cuyas casas se escapan de la torre de la iglesia, chorreando por el Tajo del Diablo hacia el barranco. En el centro Bubión, entre cerezos y manzanos, salpicado su casco urbano de huertos familiares, como ‘cármenes’ alpujarreños, como pinceladas verdes junto al blanco del campanario. Y abajo, Pampaneira, en un laberinto de calles empedradas que suben y bajan por sus laderas”.

El origen del nombre de Capileira procede de raíces latinas: ‘Capillaria’, que significa cabellera, relacionado con cabecera, es decir con lo más alto del barranco. Se trata además de la más cercana de las poblaciones a las cumbres del Veleta y el Mulhacén. Se podría decir que es la puerta al punto más elevado de la península y la entrada natural al Parque Protegido de Sierra Nevada por su ladera meridional.

Su situación y su altitud de casi 1.500 metros ofrecen una de las mejores vistas del Barranco de Poqueira desde los distintos miradores que posee y, concretamente, desde las Eras de Aldeire se puede también contemplar hacia el norte del barranco las cumbres del Veleta y del Mulhacén. Otro de los atractivos más singulares es su arquitectura de origen bereber, antiguos pueblos del norte de África. Aunque los orígenes de toda la zona datan de los fenicios, romanos y visigodos. Eso sí, los que más aportación y herencias dejaron en estos lugares fueron los árabes.R

Capileira tiene también un interesante museo de usos y costumbres dedicado a Pedro Antonio de Alarcón que fue inaugurado en 1972 y promovido por el benefactor de la Alpujarra Sebastián Pérez Linares, fallecido hace años y homenajeado en Caratáunas y mucho antes por la Cora Alpujarreña, presidida por el estupendo, hospitalario, abogado, escritor, mecenas del arte, propietario de dos museos, que hizo donaciones de muchas obras de arte a los ayuntamientos de Caratáunas y Murtas, homenajeado por la Diputación cuando la presidía Sebastián Pérez Ortiz… nacido en Ugíjar y establecido en Madrid, José Antonio Jiménez Tovar (ya fallecido). En la mansión que la familia Jiménez Tovar tiene en Ugíjar, existe, entre otras interesantes cosas, el antiguo piano del Balneario de Lanjarón, que en varias ocasiones fue tocado por en mismísimo Federico García Lorca cuando veraneaba con su familia en el cercano Hotel España.

En la iglesia de Capileira, uno de los datos de interés es la talla policromada de la milagrosa imagen de la Virgen de la Cabeza, imagen que fue regalada al pueblo por los Reyes Católicos y a diferencia de otras de la misma advocación existentes en España, no es morena, sino blanca. Las fiestas en su honor se celebran dos veces al año: en abril y en agosto. La imagen de la Virgen de la Cabeza es procesionada con mucho arte y poderío por las calles del pueblo.

En Capileira existen cerca de cuarenta bares, tabernas, restaurantes, hoteles, hostales, y pub. También, dispone de casas rurales y apartamentos, salas de exposiciones, muchos senderos, una oficina de turismo y una lanzadera hacía la zona del Parque de Sierra Nevada, tiendas y comercios de artesanía, panaderías, bodegas, jamones y embutidos, carnicería, carpinterías, empresas de construcción y, entre otras cosas, muchas fuentes y pilares y unos rincones muy pintorescos como: las Eras de Aldeire, la Calle Mentidero, el Mirador de las Espeñuelas, el Tajo del Diablo, el lavadero, las eras morunas o el Parque Maestro Nevot. Este interesante y atractivo municipio, es uno de los más visitados de la Alpujarra durante todo el año y uno de los mejores dotados en infraestructura hotelera y de ocio. Sus gentes son muy buenas, profesionales y muy acogedoras. Y su gastronomía insuperable. La ocupación hotelera está siendo altísima en estos días veraniegos, según los hermanos gemelos dedicados a gran escala junto a su familia a la hostelería, Francisco y José Pérez Nevot.

Capileira ha progresado mucho y se ha convertido en un excelente pueblo turístico gracias a sus gentes, al que fuera alcalde de Capileira y diputado Manuel Mendoza, a Sebastián Pérez Linares, Rafael Gómez, José Ortuño, las familias Pérez y López, Rosendo, la familia Nevot, Tico Medina, Antonio Gallego, Enrique Morente, Shú Ichimura, Hipólito Llanes, Juan Roex, Fernando González y a otras personalidades. Hace poco tiempo Capileira fue declarado uno de los pueblos más bonitos de España, título y declaración que también lo tiene en la provincia de Granada otro municipio cercano que es Pampaneira. El presidente del Ayuntamiento de Capileira es José Castillo. En otros tiempos a Capileira acudía el que después se convertiría en presidente del Gobierno de España, Felipe González. A este joven abogado le encantaba veranear en Lanjarón y acudir a Capileira montado en una motocicleta que le prestaba Miguel ‘El Carpintero de la Cuesta’. Felipe González se hizo amigo del médico José Álvarez que por aquellos entonces pasaba consulta en este lugar, y, entre otros, del abuelo del actual alcalde socialista de Capileira. Hace años Felipe González en un mitin que dio en el Palacio de Deportes de Granada recordó sus andanzas y vivencias en la Alpujarra, tras recordárselas un servidor un poco antes, durante una rueda de prensa. También Capileira fue visitada por José María Aznar y su esposa Ana Botella. El almuerzo lo realizaron con muchos invitados en el Restaurante Panjuila que por aquellos entonces era propiedad del célebre Paco López, en dos ocasiones alcalde de Capileira. Su padre, Paco López, fue también un gran impulsor del turismo y la hostelería de Capileira. Algunos de sus descendientes han seguido sus pasos.

Fotos

Vídeos