Buscan a un hombre huido tras abandonar un furgón cargado de líquido inflamable

Imagen de la furgoneta blanca, junto a los agentes y coches de la Guardia Civil./CHAPA
Imagen de la furgoneta blanca, junto a los agentes y coches de la Guardia Civil. / CHAPA

Se dio a la fuga tras ser interceptado por la Guardia Civil cerca de Huétor Tájar, en la A-92, y en un principio se creyó que transportaba explosivos

J. R. VILLALBA/N. JIMÉNEZGRANADA

La A-92 en la salida de Villanueva de Mesía se convirtió ayer tarde, sobre las 17 horas, en un avispero de coches de la Guardia Civil. El motivo fue la interceptación de una furgoneta de color blanco cargada de líquido inflamable, utilizado como precursor para adulterar la cocaína y otras drogas, que en un principio despertó las sospechas de los agentes al creer que la sustancia incautada podría tratarse de algún tipo de explosivo. La furgoneta iba llena de esta sustancia.

Las fotos de la furgoneta abandonada en la A-92 con líquido inflamable

Las sospechas crecieron aún más al principio porque el conductor de este vehículo, un joven veinteañero, saltó de la furgoneta en marcha cuando la Guardia Civil le dio el alto, para montarse en un turismo que iba de lanzadera. Huyó en dirección a Granada.

El 112 emitió un comunicado pasadas las 17.30 horas, dirigido a todos los cuerpos y fuerzas de seguridad de la provincia granadina, informando del hallazgo de la furgoneta cargada de explosivos, ya que esta era la hipótesis inicial, hasta que los efectivos del Tedax de la Guardia Civil, tras analizar la sustancia en el mismo lugar de los hechos, descartaron que se tratara de material para elaborar explosivos. Los artificieros del instituto armado vincularon la sustancia encontrada con precursores para adulterar la cocaína.

El conductor saltó con el vehículo en marcha y se montó en un turismo que llevaban de lanzadera

La furgoneta iba en dirección hacia Málaga y viajaba con matrícula francesa. Fue parada en la autovía porque despertó las sospechas de los agentes. El conductor iba ataviado con un pantalón de color marrón y se montó en el vehículo lanzadera donde viajaba, al menos, otra persona más. El coche huido tomó dirección hacia la capital granadina y no se descartaba que sus ocupantes pudieran ir armados. Al cierre de esta edición, no había sido localizado aún el coche ni sus ocupantes.

La Guardia Civil no ha escatimado medios humanos para atender este suceso, efectuando un amplio despliegue de efectivos de los servicios de Información, Tedax, Policía Judicial, Seguridad Ciudadana y personal de Tráfico, contando con la colaboración de las policías locales de numerosos municipios que estuvieron atentas en todo momento por si detectaban el vehículo fugado con sus dos ocupantes.

La Guardia Civil sacó de la autovía la furgoneta, tal y como se puede apreciar en la imagen superior, y procedió al traslado del material incautado a un camión que puso rumbo a la Comandancia de Granada. Lo mismo ocurrió con la furgoneta, que será sometida a un exhaustivo análisis para detectar huellas o cualquier otra pista que ayude a identificar al conductor.

Esta falsa alarma ha puesto de manifiesto la buena coordinación existente entre los cuerpos y fuerzas de seguridad y los servicios de emergencia a la hora de actuar ante una posible alarma terrorista. En este caso, se barajó esa hipótesis en un principio y se descartó en cuanto se comprobó el tipo de sustancia que transportaban en la furgoneta interceptada. Ahora sólo queda identificar al huido.

Fotos

Vídeos