El 'Balcón de la Alpujarra'

El municipio de Cáñar fue bautizado así por el escritor y periodista Rafael Gómez Montero por su altura e inmejorables vistas paisajísticas

El 'Balcón de la Alpujarra'
RAFAEL VÍLCHEZCÁÑAR

A Cáñar se le conoce también desde hace años cono el ‘Balcón de la Alpujarra’ desde que fuese bautizado por el entrañable y recordado Rafael Gómez Montero, escritor, historiador, periodista, fundador de Radio Ávila y Radio Juventud de Almería, Premio Nacional de Radiodifusión, creador de las revistas Hontiveros y Verde Limón, subdirector de Radio Granada, fomentador del flamenco, redactor de IDEAL, miembro de honor de la institución Gran Duque de Alba y del Consejo de Investigaciones Científicas, Cronista Oficial del Barranco de Poqueira, entre otras cosas.

Desde Cáñar se divisa el Valle de Órgiva, Salobreña, las costa de África, las sierras de Lújar y Contraviesa, los términos de Caratáunas, Soportújar, Tablones, Bayacas, el pinar de la cuenca de Río Chico, el robledal y el encinar de la Sierra de Cáñar situado en el parque protegido de Sierra Nevada, etcétera.

Cáñar dista de Granada capital 62 kilómetros y de la Costa 38. Este pueblo situado a 1.014 metros de altitud posee el título de villa otorgado por Felipe II por atrapar junto a otros vecinos de Caratáunas a uno de los cabecillas de la rebelión de los moriscos, llamado Farax Aben Farax. Antiguamente contaba Cáñar con dos anejos: Barjas y Fex. El primero se encontraba en la ladera del Río Chico y fue arrasado por una tormenta en 1826. El segundo, hoy conocido por ‘Pueblo Alto’ sufrió la venganza de Aben Humeya por la captura de su visir, según el escritor, historiador y exalcalde de Cáñar, Manuel Mesa Torres.

Cáñar es una de las localidades mejor conservadas de la Alpujarra. En sus establecimientos turísticos se puede descansar y degustar platos caseros deliciosos, con mucho sabor a pueblo. El pilar de la plaza es una joya y en verano los jóvenes suelen jugar a la ‘calailla’ para refrescarse echándose agua unos a otros. La iglesia consagrada a Santa Ana, patrona del pueblo, posee un impresionante retablo barroco de finales del siglo XVII, restaurado gracias a La General cuando era su presidente Julio Rodríguez.

En Cáñar, por el carril de acceso a la sierra (9 kilómetros) se conecta con ‘El Forestal’ Soportújar.-Cáñar. Hacía la izquierda se dirige la pista al nacimiento del Río Lanjarón. A la derecha se encuentra la Zona Recreativa de ‘Puente Palo’, en las proximidades de Río Chico. Al situarse a 1750 metros de altitud, su vegetación, típica de suelos húmedos del piso supramediterráneo nevadense, levanta un impresionante bosque de roble melojo.

El antiguo camino de unión de Lanjarón, Cáñar y Soportújar invita a practicar el senderismo y disfrutar de impresionantes vistas y paisajes. Entre los platos más singulares de Cáñar se encuentran el puchero de hinojos, las papas a lo pobre, el choto al ajillo, las migas alpujarreñas o el potaje de castañas. El 28 de diciembre los vecinos de este municipio celebran la fiesta de ‘La Música de las Mozuelas; en el verano tiene lugar la celebración de la semana cultural y en el mes de julio se celebran las fiestas patronales en honor a Santa Ana y San Joaquín. También se realizan otras actividades y eventos. En Cáñar merece la pena visitar también la única tienda de comestibles que hay en la plaza porque tiene buenos precios y géneros y la mujer que la atiende es muy agradable y profesional. Ella a corta edad comenzó a ayudar a sus progenitores en la tienda y en las matanzas caseras que realizaban en su casa durante todo el año para que no faltase la carne de cerdo y embutidos caseros en Cáñar. También se puede tapear y degustar deliciosos platos en el restaurante de la familia Mesa que se encuentra a la entrada de Cáñar y que posee, entre otras cosas, una magnífica terraza con impresionantes vistas.

En Cáñar desde los tiempos de la repoblación tras la expulsión de los moriscos se juega a la pelota vasca, gracias a los vascos que vinieron a este lugar para residir y trabajar, con otras gentes venidas de fuera, en las casas y suertes que les concedieron. El alcalde de Cáñar es en la actualidad Manuel Álvarez, hermano del recordado José (fallecido) que también fue buen alcalde y que defendió con mucha profesionalidad y generosidad con su esposa María (fallecida) un estupendo bar que ahora lo defienden uno de sus descendientes.

Fotos

Vídeos