Autores de un tiroteo en Padul logran huir en un coche implicado en un intento de atropello

Cuando la Guardia Civil se personó en el lugar de los hechos, los autores del balaceo ya no estaban y todo apunta a un asunto vinculado a la marihuana

J. R. V.GRANADA

La Guardia Civil recibió una llamada el pasado viernes por la noche en la que se advertía de un tiroteo en la localidad de El Padul, concretamente, en la calle San Sebastián. Cuando los agentes llegaron a cubrir este servicio allí no quedaba nadie, aunque parece ser que el vehículo donde viajaban los autores de los disparos era un Peugeot de color gris metalizado, el mismo que un mes antes intentó atropellar a unos agentes de la Policía Local de un municipio del área sur del cinturón metropolitano.

No hubo heridos y todo apunta a que se trataba de algún ajuste de cuentas por asuntos vinculados con el tráfico de marihuana. La llamada indicaba una gresca entre dos vecinos, con todos los pormenores citados con anterioridad.

Generalmente, cuando los implicados en el tiroteo son mafias de la marihuana no suelen presentar denuncia en dependencias policiales, solo si ven que su vida peligra pueden llamar a la Policía o a la Guardia Civil para amedrentar a sus enemigos y obligarlos a marcharse.

Cuando la Guardia Civil llegó a la calle San Sebastián de Padul, no encontraron a nadie e incluso cuando intentaron contactar de nuevo con el teléfono desde el que habían recibido la llamada, este se encontraba apagado o fuera de cobertura. Los vecinos fueron los que contaron lo sucedido allí.

Los clanes de la marihuana acostumbran a actuar de esta forma. No escatiman a la hora de usar armas de fuego para ajustar cuentas o para robar los cultivos de marihuana a otros clanes. Este tipo de hechos han proliferado en la provincia bastante en los últimos dos o tres años, conforme ha ido en aumento el cultivo de esta sustancia.

Fotos

Vídeos