Atracan la gasolinera de Jun con un coche robado antes junto a la Escuela de Idiomas

Imagen de la gasolinera atracada la noche del jueves./RAMÓN L. PÉREZ
Imagen de la gasolinera atracada la noche del jueves. / RAMÓN L. PÉREZ

Alumnos de este centro educativo denuncian robos, pinchazos de ruedas e inseguridad cuando salen y entran al colegio por la tarde noche

José Ramón Villalba
JOSÉ RAMÓN VILLALBAGranada

Dos jóvenes robaron la tarde del jueves un turismo a una alumna de la Escuela Oficial de Idiomas (EOI), ubicada en Merced Alta en el distrito Norte de la ciudad, cuando iba a arrancarlo para regresar a su casa sobre las 19.45 horas. La víctima, que ejerce de profesora en un instituto de Granada, se llevó el susto de su vida cuando vio a un individuo que le abría la puerta del turismo y le quitaba el cinturón de seguridad invitándola a salir, mientras otra persona ocupaba el asiento del copiloto. «Me puse a gritar pidiendo ayuda, pero me dijeron que no lo hiciera por mi bien», advierte María José, la víctima de este robo.

Los ladrones se marcharon con el vehículo y noventa minutos después, el mismo turismo, ocupado por cinco personas, entró en la gasolinera BP de Jun. De allí bajaron cuatro individuos tapados con pasamontañas y uno de ellos portaba un cuchillo de grandes dimensiones. Se acercaron a la caja y exigieron la entrega del dinero. Lograron llevarse 400 euros en menos de un minuto. Volvieron a montarse en el turismo robado previamente y pusieron rumbo hacia la zona de Kinépolis, entorno por donde abandonaron el coche. En el atraco no hubo heridos. «Todo fue muy rápido y no hubo que lamentar males mayores», dijo ayer un empleado de este surtidor.

Los atracadores se llevaron 400 euros del surtidor y después abandonaron el vehículo

La Policía Nacional llamó ayer por la mañana a la propietaria del turismo para informarle de que lo habían encontrado. «Tiene varios golpes y el parachoques lo tenía caído, de todas formas esperaba encontrarlo mucho peor», explica la víctima. La Policía Científica estuvo ayer tomando huellas del interior del vehículo para tratar de identificar a los autores de la sustracción del coche y del atraco a la gasolinera. Cada uno de los dos actos delictivos se llevó a cabo en demarcación de Policía Nacional uno y de la Guardia Civil el otro. Ambos cuerpos policiales han abierto sendas investigaciones para dar con el paradero de estos delincuentes, quienes más pronto que tarde serán localizados y arrestados.

Los delegados de los cursos de la Escuela Oficial de Idiomas trataron el tema de la inseguridad que sufren los alumnos en esta zona el pasado jueves por la tarde. Se quejan de que han sufrido pinchazos en las ruedas de motos y de coches, robos con violencia, y el colmo fue ayer la sustracción del vehículo.

Miedo

«Entramos y salimos a horas en las que no se ve a nadie en la calle y tenemos el problema de que el coche lo tenemos que dejar en zonas relativamente retiradas al centro. Siempre vas con miedo», apunta María José, que además de ser víctima del último robo ejerce de delegada de una de las clases de esta Escuela Oficial de Idiomas.

Inés, otra alumna, advierte de que el centro dispone de unas pistas en su interior, ahora abandonadas, que se podrían habilitar como aparcamientos, así como un descampado próximo al centro. «Es una forma de poder aparcar dentro de la Escuela de Idiomas y evitarnos el mal rato de andar a las nueve de la noche solas para ir a recoger el coche», señala.

La víctima del último robo también exige más presencia policial en la zona, al menos, a las horas de entrada y salida del centro. «Esa presencia nos da protección».

Fotos

Vídeos