Alerta naranja en Granada por vientos de hasta 100 kilómetros por hora en la provincia

Un árbol cae a causa del fuerte viento en Granada. /Ramón L. Pérez
Un árbol cae a causa del fuerte viento en Granada. / Ramón L. Pérez

En la Costa, olas de tres metros de media que es posible que puedan ser mayores en momentos puntuales

A. MEDINAGRANADA

No tiene la calificación de aquella ciclogénesis explosiva 'Nadja' que causó destrozos en febrero de 2014 en algunas poblaciones españolas, aunque se ha declarado la alarma naranja -también en Granada- porque las previsiones se acercan mucho al nivel de los restos del huracán 'Henri', que azotó España en septiembre de 2015. Se trata de 'Ana', la primera borrasca «profunda» bautizada con nombre propio y que llegará esta tarde a la península con vientos que, a partir de las 21:00 horas pueden superar los 80 kilómetros por hora en la Costa de Granada, cuenca del Genil, Guadix y Baza. Aunque lo peor se espera en la próxima madrugada, cuando los vientos puedan superar los 100 km/h en algunos puntos de la provincia, especialmente en la Alpujarra y Sierra Nevada.

En la Costa, olas de tres metros de media que es posible que puedan ser mayores en momentos puntuales. Así que el consejo más extendido por instituciones y meteorólogos es el mismo: protegerse y ponerse a cubierto hasta que haya pasado la 'tormenta perfecta'.

El coche, mejor aparcado

Se pide precaución en los desplazamientos por carretera y, ante la posibilidad de vientos fuertes, que se extreme la precaución al salir a la calle, y se aconseja a retirar de los edificios todos aquellos elementos que se puedan precipitar a la vía pública como macetas o armarios sin anclaje en balcones y terrazas.

Conducir durante los momentos de mayor intensidad del viento puede resultar muy peligroso. Sobre todo los camiones y vehículos de grandes dimensiones corren un serio riesgo de volcar o sufrir un accidente. La situación, además, se complicará según vaya avanzando la noche. Las rachas huracanadas se mantendrán hasta las 12:00 horas del lunes. A partir de entonces perderán intensidad.

La mayoría de las desgracias que generan los temporales suelen estar precedidas por alguna imprudencia de empresas o personas, por lo que la mejor protección es prevenir.

Fotos

Vídeos