Albondón, naturaleza y hospitalidad

Albondón, naturaleza y hospitalidad

Este pintoresco municipio alpujarreño produce buen vino, buena almendra y exquisitos higos

RAFAEL VÍLCHEZ ALBONDÓN

El interesante y atractivo pueblo de Albondón se levanta en la comarca de la Alpujarra. Su arquitectura tiene reminiscencias árabes típicas de la zona. Albondón, el municipio del buen vino, limita al norte con Cástaras y Lobras, al este con Murtas, al sur con Albuñol y Sorvilán y al oeste con Torvizcón, situado en la Alpujarra baja y en la vertiente sur de la Sierra de la Contraviesa. La arquitectura y la naturaleza perfilan la fisonomía de Albondón.

El clima de Albondón es subtropical templado. El relieve es accidentado y la pendiente media de su territorio es del 45%. Dista de Granada capital 110 kilómetros y de Almería capital 100 kilómetros. Albondón se beneficia de un clima templado debido al su enclave privilegiado entre el mar y la montaña. Un clima relativamente suave en invierno y fresco y sano durante todo el año. Si por algo se distingue Albondón es por su terreno accidentado y lleno de pendientes que con el paso del tiempo ha generado interesantes paisajes donde abundan los barrancos, secanos y ramblas.

Existen en este pueblo infinidad de lugares para practicar el senderismo. Albondón posee muchos cortijos y cortijadas en su término municipal. Sus pistas rurales están acondicionadas para circular a las mil maravillas gracias al que fuera alcalde de Albondón, Juan José Castillo. Sus fiestas patronales en honor a San Luis Rey de Francia se celebran en la segunda quincena del mes de agosto. Estas fiestas se caracterizan por la gran cantidad de actividades lúdicas, por su gastronomía y por su estupenda representación de ‘moros y cristianos’.

Otra fiesta en Albondón es la que se realiza en honor a San Isidro Labrador en el mes de mayo. En este evento, con mucho sabor a pueblo, se degustan productos típicos del terruño y se realiza la procesión desde la iglesia hasta la ermita de San Isidro. Algunos pastores de la zona salen al atardecer con su ganado provisto de cencerros por las calles del pueblo para acompañar a la procesión.

Muchos vecinos de Albondón elaboran un excelente vino con la uva de sus viñedos. Lo hacen sin tratamientos específicos, al natural, como en los viejos tiempos el viticultor se las apaña para extraer de la granuja el mejor de los caldos.

Desde tiempos inmemoriales muchos vecinos de Albondón han sido aficionados y algunos maestros del trovo y la música de cuerda. También es típico en este lugar el canto de muleros y los bailes cortijeros. Antiguamente también se celebraban en los meses de diciembre y enero las matanzas del cerdo en casi todas las casas. Son también famosas desde hace centenares de años las tortas de higos del terreno de Albondón, los soplillos, los buñuelos, los roscos, etcétera.

En Albondón, la tierra también de la buena almendra, se puede tapear y degustar deliciosos platos en esmerados establecimientos. Entre su gastronomía destaca también las migas con engañifa, el puchero, el choto al ajillo, el pulpo, etcétera. Albondón dispone de muchos núcleos de población: ‘El Castillo’, ‘Los Cózares’, ‘Los Gálvez’, ‘La Loma del Aire’, ‘Los Vargas’, ‘Los Santiagos’, ‘La Torrecilla’; ‘Los Peinados’, ‘Los Cipreses’, etcétera. En lejanos tiempos, tras la expulsión de los moriscos, Albondón perteneció al Conde de Cifuentes. En 1653 Albondón se independizó del municipio de Albuñol.

La actual alcaldesa de Albondón, entregada en cuerpo y alma a su querido pueblo para que progrese, es Margarita Castillo Martos. Merece la pena conocer a fondo el casco urbano de Albondón y todo el término municipal. Sus gentes son muy trabajadoras, hospitalarias y generosas. Albondón es una auténtica explosión de naturaleza. Es un entorno ideal para los amantes de las rutas y para quien gusta callejear por los cascos urbanos de los pueblos. Artesanía, música, danza, gastronomía, festejos, eventos culturales… constituyen algunos de los atractivos de Albondón la tierra del buen vino, la buena almendra y los exquisitos higos.

Fotos

Vídeos