Ideal

A la espera de que Ikea mueva ficha

video

La tienda de la multinacional se ubicará en unos terrenos cercanos al centro comercial Kinépolis. / IDEAL

  • Pulianas remitirá en unas semanas la reparcelación de los terrenos a la firma sueca

Definitivamente, la pelota está en el tejado de Ikea. El 'tira y afloja' que desde 2006 la marca sueca mantiene con Pulianas para la instalación de una tienda en el municipio puede terminar en breve. En realidad, acabará justo en el momento que la marca diga «sí, quiero» y materialice su intención de implantarse en Granada, algo para lo que ya no tiene excusa alguna. La situación de los terrenos, principal escollo que siempre ha tenido este asunto, se desbloqueó el pasado verano y, en unas semanas, la firma tendrá sobre la mesa la constatación en firme y por escrito de la nueva reparcelación aprobada tanto por los propietarios como por el Ayuntamiento.

Según confirma el alcalde de la localidad, José Antonio Carranza, será en un par de semanas cuando la Junta de Compensación apruebe la nueva reparcelación de los terrenos. Un proyecto urbanístico que posteriormente pasará por el Ayuntamiento para obtener el visto bueno y que se remitirá a la multinacional. «La nueva disposición del terreno cumple con todos los requisitos demandados. En el sentido de que está libre de cargas, todos los propietarios están conformes y no cabe posibilidad de recurso o reclamación de cara a un futuro», detalla el regidor.

Así las cosas, el terreno queda prácticamente allanado para que sea la firma la que mueva ficha y muestre, de manera definitiva, si realmente tiene interés en aterrizar en Granada.

En el punto de mira

Granada siempre ha estado en el punto de mira del gigante sueco desde el año 2006. Los terrenos de Pulianas -cercanos a Kinépolis- siempre fueron su primera opción y sólo fue en octubre de 2015 cuando manifestaron su intención de abandonar su intención de instalarse en ellos «debido a las exigencias urbanísticas y económicas». Aparcaron Pulianas, pero no Granada. De hecho, cuando la idea de ubicarse en Pulianas se frenó, a la empresa le llovieron ofertas de numerosos pueblos de la provincia para acoger sus instalaciones e, incluso, se estrecharon lazos con municipios como Santa Fe.

Ikea corroboró su interés por Granada en julio de 2016 cuando conoció el desbloqueo en Pulianas y subrayó que «que la provincia seguía dentro del plan de expansión de la empresa». En cualquier caso, desde entonces, no se ha movido ficha para la llegada 'real' de la tienda. El único movimiento que se ha producido en estos últimos años ha sido la puesta en marcha del servicio de entrega de mercancía para los granadinos en Albolote. Un almacén que, sin duda, queda pequeño para los deseos de los granadinos que llevan esperando la tienda más de una década.