Ideal

La Casa-Museo de Capileira es uno de los lugares más atractivos del Barranco de Poqueira

La encargada de la Casa-Museo de Artes y Costumbres Populares Pedro Antonio de Alarcón, situado en Capileira, Mercedes Ortega
La encargada de la Casa-Museo de Artes y Costumbres Populares Pedro Antonio de Alarcón, situado en Capileira, Mercedes Ortega / Rafael Vílchez
  • En 1972 fue inaugurado el inmueble con motivo de la conmemoración del primer centenario del viaje de Pedro Antonio de Alarcón a la Alpujarra

La Casa-Museo de Artes y Costumbres Populares Pedro Antonio de Alarcón, fundada en Capileira en 1972 y dedicada a la vida y obra del escritor accitano y a dar a conocer los usos y costumbres de la Alpujarra, es uno de los lugares más visitados del Barranco de Poqueira. Todo empezó cuando un grupo de granadinos tuvieron la iniciativa de celebrar el primer centenario del viaje a la Alpujarra que realizó Pedro Antonio de Alarcón en 1872 y que culminó con la obra ‘La Alpujarra’. En una cena convocada por el que fuera director de IDEAL, Melchor Saiz-Pardo, celebrada en el hotel de Buenaventura Porcel, por acuerdo de todos los reunidos, correspondió al Aula de Cultura del Movimiento programar y llevar a cabo un gran número de actos y encuentros.

Los escritores Asenjo Sedano, Juan Aparicio, Alonso Baquer, Solís Llorente y López Anglada, entre otros, pronunciaron conferencias sobre Pedro Antonio de Alarcón que después fueron editadas. También, se publicaron la ‘Comedia de Válor, Festejos de Moros y Cristianos’, atribuida a Enriqueta Lozano; la historia nacional ‘El Carbonero Alcalde’ y la novela ‘El sombrero de tres picos’, ambas de Alarcón, con prólogos de Saiz-Pardo y Juan José Ruiz Molinero, respectivamente.

También, se realizó una carpeta con los siete figurines de Pablo Picasso para el estreno del ‘Sombrero de tres picos’, en el teatro Alhambra de Londres. Con el mismo motivo se rescató el fandango de Murtas, por el Grupo de Coros y Danzas de la Sección Femenina; se celebraron las primeras Justas de Trovo Alpujarreño, cuyo premio de 4.000 pesetas lo ganó Miguel García Maldonado, más conocido por ‘Candiota’. El maestro Ortega Blanco dio conciertos sobre los ‘Remerinos de la Alpujarra’.

Además, se urbanizaron y se pusieron en valor varios parajes pintorescos de la Alpujarra, como ‘La Fuente Agria y El Chorrerón de Pórtugos’. El centenario finalizó con la celebración del Día de la Provincia después de un viaje que, en cierta medida recordó al de Alarcón (1833-1891) con punto de partida en ‘La Posada del Pescado’ de Órgiva y finalizando en Ugíjar que ese año celebraba el haber obtenido el Primer Premio de Embellecimiento de Pueblos, como antes y después hicieron lo propio Capileira y Pampaneira.

Aparte, de las actividades conmemorativas, el Aula de Cultura, presidida por el benefactor de la Alpujarra, Sebastián Pérez Linares, quiso dejar constancia permanente del centenario con una serie de casas de la cultura y a la vez centros de convivencia y museos de costumbres populares. En el citado viaje se inauguró la de Capileira, bautizada con el nombre de ‘Pedro Antonio de Alarcón’, a cuyo acto asistieron sus descendientes, que donaron a la instalación algunos recuerdos íntimos del singular literato. También se adquirieron con idéntico fin casas en Pitres y Válor.

La Casa-Museo Museo de Costumbres Populares de Capileira, ampliada y reparada varias veces, la forma dos viviendas y tiene acceso a dos calles. La primera vivienda fue adquirida por la Secretaría General del Movimiento por 75.000 pesetas de las de antes. La segunda vivienda la adquirió la Diputación de Granada, presidida por Alberto Leiva Rey, por la misma cantidad que la primera. Los enseres y el mobiliario fueron unos adquiridos y otros donados por diferentes entidades y particulares. El ajuar doméstico y los aperos de labranza proceden en su totalidad del vecindario de Capileira que los donó respondiendo a la llamada de su muy eficaz alcalde Manuel Mendoza Romero.

Por La Casa-Museo de Capileira han pasado numerosos artistas como Benjamín Palencia, Gladis Maldaum y Apolinar Neira. También la visitaron los ministros Gutiérrez Cano, Rodríguez Martínez y Robles Piquer. En octubre de 1977 se desplazaron hasta Capileira los congresistas sobre Arquitectura Rural de la Confrontación V del Consejo de Europa. El periodista y cronista del Barranco del Poqueira, Rafael Gómez Montero y, por ejemplo, Andrés Segovia acompañado por Tico Medina también frecuentaron Capileira para conocer sus encantos.

En 1978 el escritor, médico y hombre de bien, Agustín Laborde Vallverdú (fallecido el 3 de enero de 1999) dio a conocer una nueva y preciosa obra titulada ‘Poqueira Bandera Blanca’, financiada por la Diputación de Granada. Este inmueble fue restaurando hace unos años por la Diputación provincial estando de presidente Sebastián Pérez Ortiz. La encargada de enseñar la Casa-Museo es Mercedes Ortega. La entrada cuesta un euro y los niños no pagan.