Ideal

Endesa desmanteló el año pasado el doble de enganches ilegales que en 2015

video

Bomberos apagan el fuego en el transformador de Santa Fe el pasado miércoles. / IDEAL

  • La Guardia Civil acompañó a técnicos de la compañía en Santa Fe para desmontar enganches ilegales que causan los apagones

No hay que mirar mucho atrás ni rebuscar en las hemerotecas. Este lunes, sin ir más lejos, la Guardia Civil puso en marcha un dispositivo especial en Santa Fe para proteger a los técnicos de Endesa que, cubiertos con pasamontañas para preservar su identidad, dedicaron toda la mañana a desmontar enganches ilegales en la red. El principal motivo, según Endesa, de que el pasado miércoles se quemara un transformador en esta localidad y que, a las 20:30 horas, unos dos mil vecinos se quedaran sin luz. Una incidencia que en algunos domicilios se prolongó durante toda la noche debido a que la reparación no se pudo acometer hasta que se apagaron las llamas y bajaran las temperaturas de los materiales para manipularlos de una manera segura.

Endesa llevó a cabo el año pasado un total de 24.500 inspecciones en la provincia. Se generaron 4.776 expedientes por irregularidades o manipulaciones de las instalaciones -una media de trece al día-, lo que significa multiplicar por dos las estadísticas del año anterior. En muchos casos, acometidas que se emplean para generar las condiciones de luz y temperatura que requieren las plantaciones de marihuana.

La cuestión es que estos apagones, causados según Endesa por este fraude masivo, se han convertido en el 'pan nuestro de cada día' en varios municipios situados en el norte de la corona metropolitana. Como Santa Fe. O como Albolote, donde ayer y anteayer hubo cortes de más de una hora en el casco urbano -en calles como Reyes Católicos o Tinar-. El Ayuntamiento de Albolote mandó un escrito a Endesa advirtiendo de lo que estaba ocurriendo.

También siguen los problemas en Iznalloz, donde la tensión va 'in crescendo' por los enfrentamientos entre la alcaldesa y miembros de la Plataforma 'Sin luz en nuestros hogares', un colectivo que en las últimas semanas ha emprendido varias acciones de protesta como concentraciones y un encierro en el Ayuntamiento. Su portavoz Jairo Hernández asegura que sigue habiendo interrupciones en el suministro a diario, a partir de las siete de la tarde. Estiman que hay un centenar de familias afectadas, fundamentalmente en la zona del casco antiguo. Los miembros de la Plataforma se reunirán esta tarde con el presidente de la Diputación, José Entrena, al que pedirán que medie ante Endesa. E insistirán en que el argumento de la 'maría' es una cortina de humo para ocultar, según ellos, el fondo de la cuestión: que las infraestructuras son las mismas que hace veinte años y que la demanda se ha incrementado de una forma notable.

La Plataforma dice que no admite «parches». Y es que este lunes, precisamente, Endesa estaba ultimando el tendido de una nueva línea de baja tensión en Iznalloz, con un coste de 9.000 euros, que se espera que esté operativa antes de mañana. Desde la Plataforma afirman que ésta no es la solución, «que lo único que se quiere es callar bocas» de algunos de sus miembros más activos, e insisten en que hace falta mucho más. Así seguirán reivindicándolo en los próximos meses.

Pero ¿cuánto invierte realmente Endesa en el territorio granadino? La eléctrica apunta que bastante. Sólo como consecuencia de las conexiones no legales en la Zona Norte, Endesa tuvo que desembolsar en 2016 un total de 910.000 euros, un montante que duplica los 410.000 euros de 2015. Este dinero se destinó fundamentalmente a la reposición de equipos que se quemaron debido, según Endesa, a los requerimientos energéticos del cultivo de la marihuana. Aquí se incluyen, por ejemplo, 105.000 euros en Atarfe y 86.000 en Santa Fe en diciembre. También ha habido ya intervenciones en este 2017. Como el centro de transformación que se habilitó en Granada este mes por un importe de 110.000 euros. «A ver cuánto dura», señalan los operarios de Endesa.