Ideal

La pequeña ermita que da la bienvenida a la Alpujarra

  • La Ermita del Padre Eterno fue construida por masas populares de los pequeños pueblos de Carataunas y Soportújar

Si has subido por carretera a la Alpujarra granadina, además de observar el enorme paisaje que guarda la comarca y sus pueblos, habrás parado alguna vez, pasado el pueblo de Soportújar, en la Ermita del Padre Eterno.

Una pequeña construcción a pie de carretera que fue llevada a cabo por los habitantes de Soportújar y los vecinos del pueblo más pequeño de la Alpujarra, Carataunas.

Esta ermita tiene su actual ubicación junto a la carretera cuando se trasladó en los años 30 aproximadamente, construyéndose detrás una Ermita-Capilla de mayores dimensiones donde se guarda la escultura del Padre Eterno y los santos. Pero durante muchos años ha estado cambiando de sitio por todo el valle, donde peregrinos y devotos del padre iban a visitarlo.

Ahora, justo en una curva, observamos a esta pequeña ermita que da la bienvenida a curiosos, turistas y a todo el que quiera iniciar el ascenso para conocer el templo budista O.Sel.Ling.