Ideal

La Asociación Cultural La Casa de la Alpujarra rinde homenaje a la de Amigos de la Cultura de Órgiva, creada en 1966

La Asociación Cultural La Casa de la Alpujarra rinde homenaje a la de Amigos de la Cultura de Órgiva, creada en 1966
  • La placa que le ha sido entregada reza lo siguiente: “En reconocimiento de su labor educativa y formativa de muchos jóvenes alpujarreños”

La Asociación de Amigos de la Cultura de Órgiva, constituida el 2 de octubre de 1966 y presidida últimamente por José Iáñez, ha sido homenajeada en el transcurso de un almuerzo, por la Asociación Cultural La Casa de la Alpujarra, representada por Andrés Linares, en el Hotel Puerta de los Aljibes de Granada capital, “En reconocimiento de su labor educativa y formativa de muchos jóvenes alpujarreños”, reza la placa que le ha sido entregada a la veterana y estupenda asociación orgiveña. Durante el emotivo acto hubo palabras de gratitud y agradecimientos, entrega de una placa conmemorativa y muchos aplausos y recuerdos.

La Asociación de Amigos de la Cultura de Órgiva fue fundada por once personalidades: el que fuera ministro Julio Rodríguez Martínez, Fernando Castellón Gallegos, Juan Camacho Treviño, Carlos Torres Quirantes, Baldomero Villanueva García, Francisco Camacho Rodríguez, Adolfo Martín Padial, José Muñoz Peñafiel, Gabriel Navarrete Pérez, Agustín Martín Zaragoza y Santiago Martín Martínez. De ellos el único socio fundador que sigue con vida es veterinario y entrañable exalcalde de Órgiva, antes y después de la democracia, nacido en El Chite, Adolfo Martín Padial.

La Asociación de Amigos de la Cultura de Órgiva celebró también el pasado año su medio siglo de vida recordando los interesantes proyectos que ha realizado y homenajeando a dos de sus once socios fundadores: el bibliotecario Agustín Martín Zaragoza (a título póstumo, recogiendo la placa su viuda Inés Escudero acompañada de sus seres queridos), y el único socio que queda con vida, Adolfo Martín Padial, también arropado por su familia y amigos. Durante el acto se descubrió un mosaico en la fachada de la Residencia de Estancia Diurna de Órgiva. Además, el teniente de alcalde de Órgiva, Antonio Estévez, recibió de la citada asociación, un valiosísimo facsímil del Breviario de Isabel la Católica para la biblioteca municipal de Órgiva, dirigida desde hace años por la célebre María del Carmen Martín Amat.

“La Asociación de Amigos de la Cultura de Órgiva fue creada en 1966 por once personas para promover la formación humana, cultural y técnica de la Alpujarra y partido judicial de Órgiva”, manifestó el socio fundador y expresidente de la institución sin ánimo de lucro, Adolfo Martín Padial.

Según Martín Padial “la ideal de la asociación partió del que después sería ministro con Franco de Educación y Ciencia, Julio Rodríguez. El capital fundacional ascendió a 45.000 pesetas de las de antes. El por entonces alcalde de Órgiva, Fernando Castellón, nos ayudó mucho para sacar adelante la Alpujarra a través de nuestro proyecto”, reconoce Martín Padial.

“Los socios fundadores de las asociación fueron once, y me da mucha pena y tristeza de que todos salvo yo, ya no se encuentren en este mundo. Recuerdo que lo primero que hicimos fue crear con las ayudas de muchos alpujarreños in instituto de enseñanza. Después, conjuntamente con el Ayuntamiento, se transformó en un instituto de enseñanza media”, relató Adolfo Martín.

Adolfo Martín Padial, veterinario de 83 años de edad, señaló asimismo que “nuestra asociación consiguió 600.000 pesetas de las de antes, que era muchísimo dinero, en los pueblos de la Alpujarra. Y con algo menos de esa cantidad se compró una finca de 22.000 metros cuadrados de superficie y parte de ella, 18.000 metros, se la ofrecimos al Ayuntamiento de Órgiva para que el Ministerio de Educación creara el instituto en Órgiva. Con los 4.000 metros restantes nuestra asociación edificó los colegios menores e internos que funcionaron muy bien durante 32 años. De esta forma los estudiantes de la Alpujarra no tenían que desplazarse a otras zonas más distantes para estudiar. El primer presidente que tuvo la asociación fue Julio Rodríguez, un estupendo político y una maravillosa persona que se portó muy bien con nosotros y con la Alpujarra”, sostiene Martín.

Martín Padial también explicó que “para la construcción de los centros educativos solicitamos un préstamo al Banco de Crédito a la Construcción de más de 8.000.000 de las antiguas pesetas. Luego, pedimos otro crédito a la Caja de Ahorros de Granada para ultimar los centros. Recuerdo que firmamos en 1969 una veintena de pagarés a pagar cada mes. Hace unos años, siendo yo otra vez el alcalde de Órgiva, nuestra asociación siguió ayudando al municipio y a la Alpujarra al cederle al Ayuntamiento de Órgiva, con condiciones y por espacio de 100 años, las instalaciones para, y una adaptación por parte de la Junta de Andalucía, acoger una residencia geriátrica y el Centro de Estancia diurna”, informo Adolfo Martín.

Hace mucho tiempo a Adolfo Martín Padial y a su compañero Santiago Martín Martínez (fallecido) le concedió el Gobierno la Cruz de Alfonso X el Sabio “por contribuir en grado extraordinario al desarrollo de la educación, la ciencia, la cultura y la investigación”. La actual directiva de la asociación está formada por José Iáñez, José Antonio Carvajal, María del Carmen Martín, Adolfo Serrano, José Antonio Pino, Carmen Martín y Agustín Martín. Esta asociación con sede en la Biblioteca de Órgiva, y una de las más veteranas de España, entre otras cosas, ha concedido becas y ha subvencionado un proyecto para ayudar a los niños pobres de Lima.

Por otro lado, la Asociación Cultural La Casa de la Alpujarra, es digna de admiración por que se preocupa por la comarca de la Alpujarra dentro de sus posibilidades sin que medie la política. A lo largo del año esta fantástica asociación organiza muchas actividades y certámenes de pintura, artesanía, gastronomía… También, realiza viajes organizados, rutas, exposiciones, presentaciones de libros… El presidente de honor de esta asociación con más de 400 socios, es el ilustre Miguel Carrascosa Salas, y el socio de honor, el conocido y reconocido Francisco Gil Graviotto. Otras personalidades de esta asociación son: Francisco García Valdearenas, José Álvarez, Felisa Maldonado, José Antonio Gómez, Victorino Girela, Cecilio Martín, Manuel Fúnes, María del Carmen Martín, Gabriel Requena, entre otros.

Temas